Coronavirus en la Argentina. Pérdida de vacunas en Olavarría: el intendente descartó la teoría del sabotaje y Jorge Macri apuntó contra Axel Kicillof

LA NACION
·4  min de lectura

El escándalo por el desperdicio de 400 dosis de la vacuna rusa Sputnik V en la ciudad bonaerense de Olavarría abrió una nueva interna entre el gobierno de Axel Kicillof y los intendentes de Juntos por el Cambio. El jefe municipal de esa localidad, Ezequiel Galli, aseguró hoy que no existen elementos en la investigación que permitan sostener la "teoría del sabotaje", como planteó la administración de Kicillof.

"Es una locura hablar de sabotaje. No hay una puerta violentada. No concuerda con un montón de hipótesis. Hablan de que alguien fue y giró la perilla (del freezer), pero la fiscalía confirmó que las cámaras funcionaban. No hubo una falla", remarcó en diálogo con Radio Mitre.

Galli, que se comunicó ayer con Kicillof, lamentó que el gobierno bonaerense haya puesto en marcha el operativo de vacunación en Olavarría sin pedirle colaboración al municipio. "Esto se manejó desde la Provincia y nosotros no tuvimos participación. Es una locura lo que ha pasado. 400 dosis es el 30 por ciento del personal de salud del municipio", expresó.

Coronavirus. En Olavarría acusan a La Cámpora por la pérdida de 400 vacunas rusas

Además, el intendente de Olavarría remarcó que la Justicia confirmó que las cámaras de frío funcionaban. "A las ocho de la mañana se encontró el freezer a 26 grados y a las 20 se hizo la denuncia. Lo que pasó en esas horas es clave y es materia de investigación", planteó Galli, dirigente de Pro.

"La teoría del sabotaje no tiene mucho peso, por los datos que hemos recabado y que va recabando la Justicia. Tampoco queremos decir algo antes de que la Justicia determine qué sucedió", apuntó Galli en diálogo con el canal América.

Tras la denuncia por la fallida preservación de las vacunas en Olavarría, el intendente de Vicente López, Jorge Macri, uno de los referentes de Juntos por el Cambio en la provincia, apuntó contra la administración de Kicillof y habló de "improvisación" e "irresponsabilidad" en el manejo de las dosis de la Sputnik V.

"Estas son las cosas que suceden cuando un gobernador no entiende la importancia de apoyarse y confiar en los intendentes. Como dijo José Stuppia, titular del sindicato de municipales, sin dudas en Olavarria ganó la improvisación y la irresponsabilidad y perdió la salud", advirtió.

Cruce de acusaciones

El ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, denunció ayer ante la Justicia la pérdida de 400 dosis de la vacuna Sputnik V que quedaron inutilizadas tras perder la cadena de frío en un hospital de Olavarría. "Queremos que se investigue qué sucedió allí", remarcó.

En tanto, el Sindicato de Trabajadores Municipales acusó a la agrupación kirchnerista La Cámpora y la administración sanitaria provincial por la pérdida de las 400 dosis. "Son unos irresponsables porque dejaron a todo el personal de salud de Olavarría sin vacunar. La Cámpora no quiso que se encargara nuestro centro de vacunación de 70 años porque Olavarría está conducido por Cambiemos y creyeron que no podían", lanzó el jefe del gremio de los municipales de Olavarría, José Stuppia.

Según la denuncia radicada por la directora del Hospital Oncológico de Olavarría ante la Fiscalía N° 10 de esa localidad, había unas 450 dosis en el centro de salud, que debían permanecer "a una temperatura de entre -18° y -40°". "Ayer a la mañana, se encontraron con que la graduación del freezer estaba en 26°, con lo cual había que descartar 400 dosis -dado que otras 50 ya se habían inoculado al personal de salud- porque perdieron la cadena de frío", sostuvo el fiscal general de Azul, Marcelo Sobrino.

El fiscal dijo que se investiga si el hecho se trató de una "falla eléctrica" en el freezer o "un atentado".

El gobierno de la provincia abrió un sumario y aseguró que la Justicia "ya tiene todos los elementos para avanzar sobre la denuncia por sabotaje". "Las autoridades (del Hospital) nos informaron que una cámara de seguridad dejó de funcionar en el mismo momento en que la perilla del freezer cambió de posición, esa fue la única cámara que dejó de funcionar. Es llamativo", aseguró Gollan.

Según Juan Riera, director provincial de Hospitales, "lo más probable es que haya sido manipulado el sistema de control del freezer".