Coronavirus en la Argentina: Nicolás Trotta presiona para suspender la presencialidad en las escuelas

·2  min de lectura
Alberto Fernández y Nicolás Trotta presentan el plan Juana Manso en Ezeiza
Captura

El ministro de Educación Nicolás Trotta insiste en suspender las clases presenciales y a través de su cuenta de Twitter alertó sobre la necesidad de reducir la circulación y disminuir los casos de la segunda ola de coronavirus. Comparando la tasa de contagios de Argentina y otros países, focalizó en la Ciudad de Buenos Aires y Córdoba y advirtió: “La presencialidad conlleva responsabilidad en la toma de decisiones”.

“Hoy los grandes centros urbanos del país atraviesan el peor impacto de la segunda ola. Advertimos como Estado nacional la necesidad de cumplir parámetros objetivos pautados respecto al aporte de la educación a distancia en la reducción de la circulación y la disminución de casos”, publicó el ministro en su red social.

La tasa de contagios cada 100 mil hab. en Argentina es de 500 casos. En Alemania, por ejemplo, es de 330 y en EEUU de 200. Hoy, CABA presenta una tasa de 1050 y Córdoba de 1099, el doble de lo estipulado. La presencialidad conlleva responsabilidad en la toma de decisiones”, añadió.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

La Ciudad de Buenos Aires, Mendoza y Córdoba son algunos de los pocos distritos que decidieron reabrir las escuelas tras la finalización del decreto presidencial. Sobre esta decisión el presidente Alberto Fernández advirtió: “Están jugando con fuego y lo que lamento es que ese fuego va a quemar a la gente”.

El viernes pasado, antes del vencimiento del período de confinamiento estricto dispuesto por el Gobierno, el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta anunció en una conferencia de prensa el regreso a las aulas para el nivel inicial y primario. “Dijimos que las escuelas iban a ser lo último en cerrar y lo primero en abrir. Y vamos a cumplir”, dijo el mandatario.

Por su parte, el ministro de Educación de Córdoba, Walter Grahovac sostuvo: “Somos una provincia responsable. En Córdoba es distinto de lo que pasa en Buenos Aires y Rosario, prefiero darle la tranquilidad a la gente de que el ministerio de Salud sigue de cerca y donde no hay condiciones no habilitamos presencialidad, donde sí hay condiciones es un pecado que los chicos no asistan a clases”.