Coronavirus en la Argentina: con un mes de atraso, desmontan los balnearios de las playas de Mar del Plata

LA NACION

Debido a la pandemia por el coronavirus, muchas ciudades de veraneo debieron suspender sus actividades antes de que terminara la temporada. Así sucedió con Mar del Plata, donde los balnearios comenzaron a desmontar sus instalaciones un mes después de lo habitual, tras la autorización del gobierno provincial para realizar este tipo de trabajos.

Con el objetivo de "evitar hechos de inseguridad, vandalismo y destrucción del equipamiento" y por pedido del intendente de General Pueyrredon, Guillermo Montenegro, la administración de la Provincia autorizó esta semana el desmantelamiento de las estructuras de los espacios de sombra y recreación.

Sin turistas, los lobos marinos coparon el puerto de Mar del Plata

Tras dos jornadas de lluvia y viento, equipos reducidos de dos trabajadores por balneario comenzaron las tareas de lavado y guardado de lonas y el retiro de los parantes de madera de las carpas. Organizados en cuadrillas reducidas de trabajadores equipados con barbijos empezaron a desarmar las carpas. Si bien algunos paradores ubicados extremo sur de la ciudad y pasando el Faro de Punta Mogotes ya habían desarmado lo montado, debido a que el inicio del desmantelamiento comienza las primeras semanas de marzo por el menor flujo de turistas, la mayoría recién ahora inició la tarea.

"Normalmente a mediados de abril, una vez que pasa Semana Santa, tenemos todo levantado. Pero este año arrancamos un mes después y estimamos que va a estar listo a fines de mayo", explicó Jorge Riccilo, presidente de la Cámara de Balnearios, Restaurantes y Afines de la ciudad. El ejecutivo explicó que todos los paradores cancelaron sus actividades luego del 17 de marzo cuando Montenegro decretó el cierre de todos los comercios gastronómicos y espacios recreativos de la ciudad.

Agencia Télam