Coronavirus en la Argentina: Mendoza comienza a vacunar a los mayores de 40 con diabetes

Pablo Mannino
·3  min de lectura
Mendoza ya avanzó con la vacunación de adultos mayores
Marcelo Aguilar

MENDOZA.- La campaña de vacunación contra el Covid-19 busca reactivarse en la provincia del oeste argentino, en medio del aumento de contagios, que reporta una positividad diaria superior al 30%. Claro está, todo depende de la llegada de nuevas dosis, pero las autoridades comienzan a delinear el plan de acción, estableciendo prioridades con los escasos sueros disponibles. Así las cosas, los próximos en recibir las inmunizaciones serán las personas mayores de 40 años que padecen diabetes mellitus tipo 1 y 2, tal como se desarrolló días atrás con aquellos mendocinos que sufren obesidad y que representan uno de los grupos de riesgo más importante frente a la enfermedad que tiene en vilo al mundo.

De esta manera, en tierra cuyana, para evitar inconvenientes a la hora de asistir al turno y poder recibir la vacuna, las personas que se inscriban en la campaña deberán adjuntar y presentar certificado médico en el momento de la inoculación, sin excepción, indicaron a LA NACION desde el Ministerio de Salud de la provincia.

Nitazoxanida. Avanzan en el país dos estudios sobre uno de los fármacos que interesa a la OMS

En este sentido, al completar el formulario que se obtiene en la página web oficial de la provincia, el paciente debe adjuntar un certificado médico, con el sello y la firma del profesional médico, con emisión en los últimos 6 meses.

“Una vez finalizada, la persona debe guardar el comprobante de ticket que se emite. Luego, el Gobierno establecerá el cronograma y comunicará los turnos; esto es día, hora y lugar, a través de los correos electrónicos de los inscriptos”, indicaron desde el Ejecutivo local.

Bajo este escenario de escasez de dosis, a fines de abril, Mendoza decidió apuntalar la estrategia y comenzar a inocular a las personas con obesidad de entre 50 y 60 años, con un Índice de Masa Corporal (IMC) igual o superior a 35; luego abrió la posibilidad a aquellos ciudadanos mayores de 40 años que padecen la misma afección. Por eso ahora, teniendo en cuenta otras comorbilidades y enfermedades asociadas se decidió avanzar con aquellos que padecen diabetes, ya que presenten los factores de riesgo más asociados a los cuadros graves de coronavirus.

La preocupación oficial se centra en que se ha detectado una baja en la edad de ciudadanos con patologías previas, principalmente obesidad y diabetes, que son hospitalizados por efecto del patógeno.

De acuerdo con el Monitor Público de Vacunación de la Nación, la provincia del oeste argentino ya ha recibido 407.700 dosis, pero por demoras en la carga de diferentes dependencias locales, figura con un total de 322.295 vacunas aplicadas. “Vacuna que llega, vacuna que se coloca”, aseguran desde el Gobierno provincial.

En las últimas horas, Mendoza recibió una nueva partida de casi 30.000 vacunas rusas Sputnik V, por lo que se busca destinarlas también a este grupo de riesgo, mientras se intenta terminar de inocular a las personas mayores de 60 años y se avanza con la campaña con los docentes, con las dosis chinas de Sinopharm, al tiempo que se espera el arribo de dosis de AstraZeneca.

Al mismo tiempo, se informó que aquellos que aguardan completar el esquema con las segundas dosis contra el Covid-19, deben tener en cuenta que en Mendoza se está desarrollando la vacunación antigripal, por lo que las autoridades sugieren darse esta inmunización a la brevedad, luego de haber cumplido los 14 días de la vacuna contra el coronavirus.