Coronavirus en la Argentina. Nueva fase en CABA: cómo será la salida a comprar en negocios no esenciales

LA NACION

Algunos rubros comerciales abrirán a partir del próximo martes de manera gradual en el horario de 11 a 21 de lunes a viernes, y las personas ingresarán a los locales de acuerdo a la terminación del DNI en número par o impar

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, anunció esta mañana en una conferencia de prensa que algunos rubros comerciales abrirán a partir del próximo martes de manera gradual en el horario de 11 a 21 de lunes a viernes, y las personas ingresarán a los locales de acuerdo a la terminación del DNI en número par o impar.

El próximo martes 12 de abril se habilitarán en la jurisdicción porteña las librerías, florerías, jugueterías, perfumerías, negocios de decoración, de materiales eléctricos, electrodomésticos, instrumentos musicales y bicicleterías.

Punto por punto, cuáles son los cambios de la cuarentena en la Ciudad que anunció Horacio Rodríguez Larreta

En tanto, el jueves 14 será el turno de las joyerías, relojerías, bijouterie, mueblerías, concesionarias de autos y motos, y el resto de comercios minoristas con la excepción de locales de indumentaria y calzado.

Las nuevas actividades que quedarán exceptuadas de la cuarentena funcionarán desde las 11 a las 21 horas y solamente los días de semana. "Buscamos que la apertura y cierre de los comercios no coincida con el horario pico del transporte público", destacó el jefe de Gobierno, quien aclaró que el plan de apertura gradual de actividades fue coordinado con el gobierno nacional y el de la provincia de Buenos Aires.

Nuevo régimen

Los comercios que abrirán en los próximos días deberán colocar en su puerta un cartel indicando la cantidad de gente que puede ingresar simultáneamente. "Van a poder estar en el comercio una persona cada 15 metros cuadrados", dijo Rodríguez Larreta.

Con respecto a los nuevos comercios habilitados, explicó que se ordenará el ingreso de la gente según el número en que termina su DNI. "Los que tengan DNI que termine en número par irán los días pares y los que tengan número impar (irán) los días impares", detalló el jefe comunal.

"Vamos a dividir por mitades la circulación de la gente, y siempre de lunes a viernes", indicó Rodrìguez Larreta, y aclaró que la nueva modalidad no significa que los vecinos puedan utilizar el transporte público. "Tienen que ir a los comercios de cercanía, a los que lleguen caminando", precisó.

Los locales de comidas y bebidas como restaurantes, bares, cervecerías y otros locales gastronómicos solo podrán funcionar con la modalidad "para llevar", de lunes a viernes desde las 11 y sin horario de cierre, según detalló el Gobierno porteño.

En tanto, los comercios que ya funcionaban desde el inicio del aislamiento social obligatorio, dispuesto el pasado 20 de marzo, como los de alimentación y farmacias seguirán abiertos como hasta ahora, todos los días de la semana sin las restricciones por DNI.

Actividades que permanecerán cerradas

Los rubros que permanecerán cerrados en la Ciudad son los de indumentaria (ropa y confección, lencería) y calzados; servicios personales como peluquerías, manicuras, spa, pedicuras y masajes; los de deportes y esparcimiento como gimnasios, polideportivos, salas de entrenamiento, salones de baile, milongas y boliches; y los paseos de compra como shoopings, grandes tiendas, galerías comerciales y centros de compra.

Sin uso de transporte público

Los empleados de las nuevas actividades que estarán exceptuadas del aislamiento social, preventivo y obligatorio en la Capital Federal a partir de la próxima semana, no podrán utilizar el transporte público, que quedará reservado para el personal de las actividades esenciales.

Así lo explicó esta mañana el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, al comunicar las nuevas etapas de flexibilización del aislamiento social, preventivo y obligatorio en la ciudad de Buenos Aires.