Coronavirus en Argentina: la excepción al protocolo que permitió conocer rápido el contagio del bebé del baby shower

Darío Palavecino

En plena pandemia de coronavirus, el bebé se encuentra asintomático, en óptimo estado y amamantado por su madre

MAR DEL PLATA.- Pesó 3,5 kilogramos al cabo de 37 semanas de gestación. El trabajo de parto sorprendió a la mamá durante la madrugada y el primer llanto del bebé se escuchó a media mañana en el Hospital Municipal "Emilio Ferreyra". Apenas diez horas después llegaría el informe oficial de Instituto Nacional de Epidemiología para confirmar que, al igual que sus dos padres, el recién nacido estaba contagiado de coronavirus.

"Rompimos el molde" confiaron autoridades sanitarias de Necochea para explicar la decisión que ayer se tomó de realizar de manera inmediata la prueba de diagnóstico PCR que el protocolo para pacientes o sospechosos de Covid 19 no considera necesario, si no existen síntomas a la vista.

Se trata del bebé de la pareja que fue agasajada hace casi dos semanas con un baby shower al que asistieron más de 30 personas, de las cuales la mitad dio positivo de coronavirus, al igual que algunos de sus contactos cercanos para completar un total de 29 nuevos casos en el distrito.

En estado óptimo

Fuentes consultadas por LA NACION confirman que el bebé se encuentra asintomático, en óptimo estado y amamantado por su madre. Solo le hicieron la sugerencia que lo hiciera con un barbijo puesto. Su padre, que también se encuentra cumpliendo cuarentena por Covid positivo, aún no pudo visitarlo, pero podría hacerlo en próximas horas.

Los profesionales que atendieron a la flamante madre y también los responsables del área epidemiológica del hospital local consideraron oportuno tomar muestras del bebé para confirmar si había contagio y, en caso positivo como el que se dio, poder revisar si existió una transmisión vertical -que sería inédita- o si se pudo haber dado en el contexto inmediato al nacimiento.

"No es necesario realizar PCR ni otros estudios virológicos en el RN (recién nacido) asintomático, en las madres sospechosas o inclusive con Covid 19+", advierte el protocolo. Aquí consideraron que podían hacer un aporte a la investigación de esta pandemia y avanzaron con las muestras.

Un parto con extremas medidas sanitarias

Los análisis se realizaron en el INE de Mar del Plata, donde a última hora de la tarde confirmaron que el bebé era un caso positivo. El dato se guardó con extremo celo en el entorno del intendente de Necochea, Arturo Rojas, que se encargó de comunicarlo de manera directa al gobernador Axel Kicillof cuando este ya estaba en plena conferencia de prensa, con anuncios de la nueva etapa de la cuarentena. El mandatario allí lo hizo público pero con un error: le dijeron que era "una beba" en lugar de un varón.

El personal de salud, tanto médicos como asistentes, trabajó en el parto con un despliegue especial que implicó trajes de aislamiento y medidas de cuidado adicionales para seguridad sanitaria de todos los participantes.

El intendente confirmó que se dispuso preservar la placenta de este parto y su envío a laboratorios oficiales para su correspondiente análisis. Hay expectativas por los resultados que puedan resultar de estos estudios, que se realizarían en la ciudad de La Plata. "Si no hacíamos el PCR, nunca íbamos a saber si puede haber contagio directo o no", confiaron a LA NACION.

Qué pasó

El bebé que nació es hijo de la pareja que fue agasajada hace diez días con un baby shower durante la vigencia de la cuarentena. La reunión tuvo una concurrencia de más de 30 personas, entre ellas dos muchachos que ya estaban -y todavía no sabían- contagiados de coronavirus, enfermedad que su mamá les habría trasmitido a ellos, otro hijo y su madre. El paciente cero de esta cadena es un hombre de 70 años que habría regresado infectado tras someterse a un cateterismo en el Sanatorio Güemes de Capital Federal.

De ese baby shower surgieron 14 contagios directos por presencia y al menos otros cinco por contactos estrechos. Hasta hoy, Necochea tiene 29 nuevos casos activos en apenas diez días, mientras que solo había tenido tres y todos durante marzo, siempre con viajeros que habían llegado desde el exterior.

Puntas abiertas

La serie parece controlada, pero siempre tiene puntas abiertas. Por eso, ayer desde la Secretaría de Salud de Necochea se mandaron más muestras al INE, para descartar nuevos posibles contagios.Se enfoca a vínculos cercanos de asistentes a aquel baby shower.

En el Hospital Municipal se autoriza la presencia de un acompañante para cada embarazada que dio a luz. Se evaluaba si el padre podría concurrir hoy a la sala del Sector 1, área de aislamiento preparada para pacientes con Covid-19. Por ahora, la joven madre y su bebé son los exclusivos ocupantes.

No es la única embarazada con coronavirus en el distrito. Una hermana de la reciente parturienta también acarrea la misma enfermedad. No había asistido al famoso baby shower en casa de sus familiares, sino que supuestamente se contagió por el tiempo que ambas pasan juntas durante la semana. También se encuentra con un proceso de gestación avanzado y será mamá en próximas semanas.