Coronavirus en la Argentina: exámenes online y graduaciones por Zoom, los nuevos hábitos de las universidades en tiempos de pandemia

Soledad Vallejos

Las universidades privadas debieron redactar protocolos para tomar exámenes en medio del aislamiento obligatorio por el avance del nuevo coronavirus

Hoy rindió su parcial de Economía. Mañana deberá conectarse por Zoom para rendir historia, y la semana pasada expuso también por videoconferencia para las materias Proyecto I y Croquis. Valentina Fernández Pescuma está en segundo año de Arquitectura en la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT), y está en plena etapa de parciales. "Tengo materias muy diferentes así que estoy experimentado todo tipo de exámenes. Proyecto, por ejemplo, es una materia donde normalmente hacemos exposiciones ante un jurado, donde participan arquitectos de otras facultades que vienen a ver nuestros trabajos. Hicimos lo mismo a través de Zoom, pero en lugar de imprimir las láminas, un integrante del grupo compartía pantalla y cada uno hablaba a su turno. La organización fue muy buena. Para Economía fue un multiple choice, que podíamos responder de manera offline y en un tiempo máximo de 40 minutos. Mañana rindo historia, con cámara y micrófono. Y el profesor de Política nos dio un trabajo práctico y dos semanas de tiempo para terminarlo. Pasé por todas las opciones", cuenta Fernández Pescuma, que dará su último parcial el lunes próximo. "Los finales son en julio, y ya nos dijeron que también van a ser virtuales", adelanta la estudiante.

En medio de la emergencia y el aislamiento social impuesto por el avance del nuevo coronavirus, las universidades de todo el país, primero, tuvieron que adaptar las clases a la modalidad remota, y ahora también redactan a contrarreloj los nuevos protocolos para poder evaluar a los alumnos . Es tiempo de parciales en el calendario académico, y todas las casas de estudios superiores del país están ensayando distintos métodos de evaluación, tanto en exámenes parciales como finales. Con excepción de la Universidad de Buenos Aires (UBA), donde la reglamentación vigente admite solamente el formato presencial para la instancia final de aprobación de una materia.

El 90% de los exámenes se toma de manera virtual

El secretario académico de UADE, Andrés Cuesta, cuenta que el 90% de los exámenes se está adaptando a la modalidad remota. "No hay respuestas unívocas. Varía según las características de cada disciplina, y se han diseñado exámenes parciales bajo una variedad muy amplia de instrumentos que recurren a diferentes soluciones tecnológicas. Exámenes orales a través de la plataforma Teams, que se graban; trabajos domiciliarios; monografías o resolución de casos profesionales, que se desarrollan con un tiempo acotado, y cronometrado. También exámenes semicerrados (con algunas preguntas abiertas y otras cerradas) o estructurados, como los multiple choice -enumera Cuesta-. Por supuesto, no todas las materias admiten cualquiera de las modalidades señaladas".

En la UTDT, el sistema también contempla toda la variedad de formatos. Y en el caso de algunas carreras como Arquitectura, en donde hay materias prácticas que demandan la presentación de algún diseño corpóreo, se incorporaron distintas plataformas de videoconferencias. "Debido al desarrollo y la difusión masiva de software de modelado digital, los alumnos pueden continuar con sus trabajos colaborativos sin necesidad de reunirse -explicó el arquitecto Iván Valdez, director de la carrera de Arquitectura-. También adaptamos el funcionamiento de nuestro taller de modelos y carpintería al formato online, para que los alumnos puedan recibir tutoriales sobre cómo se realizan distintas técnicas de fabricación", precisó.

¿Cuáles son los estándares de seguridad y transparencia de este tipo de evaluaciones? ¿Cómo se valida la honestidad académica a la distancia? ¿Y quién acredita la identidad de un alumno en la virtualidad? Todas estas preguntas fueron planteadas al momento de redactar las nuevas guías de aplicación en esta situación inédita. En la Universidad Austral, todo está reglado por un protocolo interno, y cuentan también que a través de Zoom se defendieron tesis, de grado y posgrado. En la Universidad de Belgrano, un total de 21 estudiantes completaron sus carreras hace pocas semanas. "Lo hicieron rindiendo sus exámenes finales mediante la herramienta de videoconferencia del campus virtual de la universidad, convirtiéndose en los primeros graduados de la UB desde que se instauró el aislamiento social y obligatorio para evitar la transmisión del Covid-19", informaron desde la universidad.

El DNI frente a la cámara

Con el DNI en primer plano. Así deben presentarse los alumnos de la Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales (UCES) para rendir los parciales. Esa es la manera que encontró la vicerrectora general, Laura Pérsico, para que los alumnos puedan acreditar su identidad frente a las autoridades. "Cuando las materias lo permiten, las evaluaciones son escritas. Pero también se hizo una fuerte capacitación docente en las plataformas tecnológicas para que los profesores consideren la mejor opción", agrega Pérsico.

En la Universidad del Salvador y la Universidad Abierta Interamericana (UAI), la virtualidad también reemplazó a los exámenes cara a cara. Hay lineamientos específicos que fueron redactados, con consignas determinadas, pautas de corrección y tiempos asignados para la resolución de cada examen.

El Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA) había migrado todos sus cursos de los niveles de grado e ingreso al formato online, en la misma semana en que se decretó la cuarentena. "Es satisfactorio contar que se vienen tomando todos los parciales, y que ya evaluamos a más de 500 alumnos -dice Juan Vidaguren, decano de la Escuela de Gestión-. Si bien hay algunos profesores que hubieran preferido demorar los exámenes para tomarlos de forma presencial, tenemos el objetivo de completar todas las cursadas dentro de lo planificado inicialmente. Por eso nos preparamos para evaluar de forma online a la totalidad de nuestros estudiantes". Vidaguren también señala que, en muchos casos, es difícil validar la honestidad académica, y que por el momento emplean varias herramientas. "Desde lo estrictamente académico buscamos que se tomen exámenes que no valoren meramente la repetición de conceptos. Por otra parte, nuestra plataforma online ofrece sistemas de control, como los personales, donde el estudiante tiene la cámara abierta y es observado por una persona. También otros sistemas de control automatizados que monitorean el rendimiento del alumno, cómo manipula el teclado", concluye el decano.

En las distintas facultades que dependen de la UBA, y como ya se había informado mediante una resolución, la continuidad académica de manera virtual se extenderá hasta el próximo 1° de junio. Luego, se supone que volverán las clases presenciales. "De no ser posible, hay que repensar cómo se sigue. Todo se está evaluando en el ámbito del rectorado y del Consejo Superior", informan desde la UBA.