Coronavirus en la Argentina: la Ciudad dijo que hubo un "altísimo acatamiento" a las nuevas restricciones de horarios

LA NACION
·2  min de lectura
Coronavirus en la Argentina: para la Ciudad, hubo un "altísimo acatamiento" a las nuevas restricciones
Fuente: LA NACION - Crédito: Ignacio Sánchez

El jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel, afirmó hoy que hubo un "altísimo acatamiento" durante la primera noche de restricciones a las actividades nocturnas en la Ciudad, y ratificó que la administración de Horacio Rodríguez Larreta trabajará para que "no se produzcan" manifestaciones en la vía pública.

"Tuvimos mucha presencia, a través de diferentes áreas del Gobierno como la Policía y la Agencia Gubernamental de Control (AGC), y vimos un altísimo acatamiento", señaló Miguel sobre las tareas de control de la Ciudad durante la primera noche de restricciones a bares y restaurantes.

En una entrevista que concedió a radio Mitre, el funcionario indicó que hubo también "mucha respuesta en algunas situaciones donde los concientizadores y funcionarios del Gobierno" alertaban sobre algún incumplimiento.

Coronavirus en la Argentina. En la ciudad, los locales cerrarán entre la 1 y las 6, pero se podrá circular

"Sólo tuvimos que proceder a dos clausuras en la zona de Palermo. Vimos un buen comportamiento, como venimos viendo a lo largo de estos meses", remarcó, según consignó la agencia Télam. Más tarde, se sumó una tercera clausura tras los informes que llegaron cerca del mediodía.

Coronavirus en la Argentina: para la Ciudad, hubo un "altísimo acatamiento" a las nuevas restricciones
Fuente: LA NACION - Crédito: Ignacio Sánchez

En una nueva diferenciación de la Casa Rosada, Miguel afirmó que la administración porteña no sólo "nunca promoverá" manifestaciones en la vía pública durante la pandemia sino que, además, trabajará "para que no se produzcan".

Desde eventos masivos hasta acciones individuales: la explicación de los expertos por la suba de casos de Covid-19 en el último mes

El vicejefe de gobierno porteño, Diego Santilli, había anticipado ayer que las autoridades de la Ciudad recorrerían las calles de los barrios para verificar que la actividad comercial, gastronómica, cultural y de entretenimientos cierren entre la 1 y las 6, en función de la restricción horaria impuesta en el distrito para intentar frenar la suba de contagios de Covid-19. El viernes pasado, Santilli anunció que la Ciudad no restringirá la circulación, pero se deberá reducir la cantidad de personas permitidas, de 20 a 10, en los encuentros sociales en espacios abiertos y cerrados.

El transporte público seguirá reservado para los trabajadores que cumplen tareas esenciales y aquellos que ya estaban habilitados.