Coronavirus en la Argentina: Chaco retrocede y Jorge Capitanich dio asueto toda la semana

Eduardo Ledesma

"Lo que queremos hacer esta semana, que es más corta, es reducir drásticamente y al máximo las actividades, en un esfuerzo duro e implacable para quebrar la tendencia de la curva" de contagios y muertes, dijo el gobernador Jorge Capitanich, ayer por la noche, cuando anunció en una conferencia vía streaming que la provincia volvía a una especie de fase uno de la cuarentena debido a los números desalentadores que perfilan la crisis sanitaria que golpea de manera particular al Chaco.

El gobernador anunció hoy el decreto 702 por el cual oficializa la vuelta de la provincia a la fase inicial del aislamiento obligatorio. La norma contiene un paquete de medidas para frenar la circulación de personas con el fin de doblegar la curva ascendente de contagios y muertes por Covid-19. La medida principal tiene que ver con la puesta en vigor de un asueto administrativo extendido desde mañana hasta el viernes, lo cual busca paralizar las actividades, sobre todo en la administración pública y en los demás organismos oficiales. El comercio no esencial deberá volver a cerrar al menos hasta el próximo domingo.

El kirchnerismo rompe los límites, los acuerdos y las promesas

Capitanich anunció el domingo, de hecho, la suspensión de toda actividad que implique agrupamiento de personas, por lo que quedarán suspendidos los servicios de entidades bancarias, empresas públicas, instituciones de juego y demás actividades hasta el 21 de junio en primer lugar, y posiblemente hasta el 28. "Vamos a coordinar con autoridades del Banco Central la suspensión de pagos y cobros de instituciones financieras, bancos públicos y privados", anunció el gobernador.

Las medidas restrictivas incluyen también el cierre total de controles fronterizos, con la sola posibilidad para pasajeros y vehículos que ingresan a la provincia por razones excepcionales y que cumplirán aislamiento garantizado por los intendentes de cada localidad o lugares específicos de aislamiento.

Continúa el licenciamiento obligatorio del personal de la administración pública y la restricción de actividades presenciales será total durante el transcurso de la semana. "En el caso de reclamos y protestas sociales pretendemos adoptar una medida de consenso solidario para impedir cualquier circulación de personas", expresó el gobernador. No es un dato menor: hasta el momento el Chaco registra más de 16 mil detenciones por violación de cuarentena, pero también muchas denuncias por la violencia con la que la policía hace cumplir las normas.

Crece la incertidumbre y la preocupación en la Corte Suprema por las reformas que impulsa Cristina Kirchner

Testeos y estadísticas

Capitanich informó además que se dispondrá de 20 equipos de testeos para llegar a 700 muestras procesadas diariamente con la red de laboratorios públicos y privados a partir del 16 de junio, con el objetivo de llegar a 4800 test para el 21 de junio. Del mismo modo, se implementarán test rápidos de IGM e IGG para llegar a una meta de 4.000 hasta esa fecha.

Según Capitanich, hicieron todo lo que estuvo a su alcance, siguiendo las recomendaciones de los especialistas. "Ya no sabemos qué otras medidas tomar", dijo casi abatido anoche, aludiendo a que hicieron todo lo posible para contener la epidemia, pero que también depende de la gente, de su responsabilidad individual y social.

Los números que preocupan a Capitanich son: el Ministerio de Salud Pública del Chaco informó hoy el registro de 1326 casos positivos de Covid-19 (587 altas médicas definitivas) y 73 fallecimientos. Hasta el momento hay 666 casos de coronavirus que se mantienen activos (57 personas se encuentran internadas, 13 de ellas en estado de gravedad). El gobierno tiene tres funcionarias con la enfermedad y además del problema de los médicos y centros de salud como foco de contagio, ahora preocupa también el medio centenar de casos reportados en la Policía. Otros tantos agentes están aislados preventivamente, lo mismo que el jefe de la fuerza provincial, Fernando Romero.

Las localidades más afectadas por Covid-19 son Resistencia (1016 casos), Fontana (107), Barranqueras (104), Puerto Vilelas (27), La Leonesa, Margarita Belén, Puerto Bermejo, Isla del Cerrito y Colonia Benítez. Pero se esperan los resultados de los hisopados en el Impetenetrable Chaqueño, donde la semana pasada estuvieron las funcionarias que dieron positivo. La situación es de creciente preocupación.