Coronavirus en la Argentina: Casa Rosada recomendó usar "barbijos caseros"

LA NACION

Además, compartió un link donde se explica cómo hacer un barbijo casero y cómo usarlo

El Gobierno recomendó hoy, a través de las redes sociales oficiales de la Casa Rosada, que aquellas personas que tengan que salir de sus hogares utilicen "barbijos caseros", de manera tal de dejar libres los "reglamentarios para el uso del personal de salud".

Además, compartió un link donde se explica cómo hacer un barbijo casero y cómo usarlo.

"Si tenés que salir de tu casa te recomendamos usar barbijos caseros así priorizamos los reglamentarios para el personal de salud", pidió a través de Twitter el Gobierno Nacional.

En tanto, las provincias de Tucumán, Santa Fe, y municipios de Tierra del Fuego y Entre Ríos se sumaron esta mañana a la recomendación del uso del barbijo o máscara facial para circular por la vía pública, al igual que ayer lo hizo La Rioja, Misiones, Jujuy, Santiago del Estero y Salta, además de Zárate, y antes Catamarca.

Mientras, la OMS y otros especialistas reiteran que "es un insumo necesario para el personal de la salud".

Por su parte, el jefe de Medicina Tropical y del Viajero del Hospital Muñiz, Tomás Orduna, que forma parte del equipo de asesores del presidente Alberto Fernández en el marco de la pandemia por coronavirus, pidió hoy "que la gente deje de ir a comprar" barbijos ya que es un insumo clave que necesita el personal de salud.

"El uso de la máscara facial comunitaria o casera no tiene que ser un insumo tomado de la reserva que necesitamos para el equipo de salud sino que pase (a ser usado) a partir de una confección casera", afirmó Orduna en radio FM La Patriada, y añadió que "el Ministerio de Salud va a sacar un tutorial para que la gente pueda fabricar máscaras".

Coronavirus hoy en la Argentina y el mundo: minuto a minuto y las novedadesLa recomendación de la Ciudad

En tanto, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires recomendó taparse la boca para salir a la calle. En diálogo con TN, el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, explicó que, dada la circulación comunitaria del virus, es recomendable que todo el mundo utilice tapabocas.

"El barbijo no es de protección personal, sirve para que el enfermo no contagie al resto de las personas. Dado que la proporción de personas que tienen la enfermedad sin ningún síntoma, estamos recomendando el uso de tapabocas", indicó.

El funcionario aseguró que se trata de una "protección muy eficiente" y que es posible utilizar un tapabocas de "construcción casera, comunitaria y familiar" que evite que cuando uno habla salgan las gotitas. El objetivo es "disminuir los contagios de los que están asintomáticos y andan por la sociedad circulando libremente".

Quirós fue contundente al sostener que todas las personas pueden armarse un tapabocas con el material que tengan en su casa. El ministro aclaró que es importante limpiarlos frecuentemente, porque al hablar, juntan humedad. "No bloquea el 100%, pero sí al menos el 70% de la carga que se emite al hablar", afirmó.

El pedido de la OMS

Ayer, el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, había reiterado que el organismo solo recomienda el uso de barbijos en la población general"en caso de personas enfermas o que cuidan a un paciente en su casa" y expresó su preocupación por la escasez del insumo, que es imprescindible para el personal de salud.

"Sabemos que pueden ayudar a proteger a los trabajadores de salud, pero son escasos a nivel mundial. Nos preocupa que el uso masivo de mascarillas (barbijos) por parte de la población general pueda agravar la escasez para las personas que más las necesitan. En algunos lugares, esta escasez está poniendo a los trabajadores de salud en un verdadero peligro", indicó Tedros.

El responsable de la OMS recordó que "en los centros sanitarios se sigue recomendando el uso de mascarillas médicas, respiradores y otros equipos de protección personal para los profesionales sanitarios".

Y agregó que "en el caso de la población general, indican que se podrían utilizar en aquellos países en los que no estén disponibles otras medidas contra el Covid-19 como la limpieza de manos y el distanciamiento social, debido a la falta de agua".