Coronavirus en la Argentina. Axel Kicillof: "Es ridículo hacer comparaciones con la ciudad de Buenos Aires"

LA NACION
·2  min de lectura

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, sostuvo este domingo que "es ridículo hacer comparaciones con la ciudad de Buenos Aires" sobre los casos de coronavirus y cómo cada administración toma medidas para combatir la pandemia.

En una entrevista con Romina Manguel en A24, el gobernador dijo que "no tiene ninguna intención de competir" con la Ciudad y señaló que "es imposible no coordinar las acciones" junto al jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, para paliar la crisis.

Deportes individuales y mesas exteriores de bares y restaurantes: Larreta proyecta nuevas aperturas para la semana que viene

"La provincia tiene 17 millones de habitantes. Hay una continuidad entre la ciudad y el conurbano. Por cada situación que ocurre en CABA, nosotros tendríamos que tener cuatro veces más de casos por habitante y no los hay. Con Larreta estamos en contacto, porque cruzando la General Paz no hay otro mundo, otro país ni otro idioma. Es la continuidad, es una avenida", remarcó.

Sin embargo, explicó que en el tercer cordón del conurbano hay un caso cada 172 personas; mientras que en el segundo cordón hay uno cada 110; y en el tercer cordón hay uno cada 87. "Te vas acercando a la ciudad y cada vez hay más casos por la concentración de habitantes. Hoy en CABA hay uno cada 46 personas, ¿eso es que está administrando mal Larreta? No, en todas las ciudades del mundo donde hay más concentración, hay más casos", apuntó.

Vacaciones. Confirman que las clases terminarán a fin de año y no se va a promocionar automáticamente

También Kicillof agregó que la administración de la pandemia "la tomaron originalmente coordinando las acciones" y, en la medida de lo posible, "armonizándolas", pero se distanció rápidamente del espacio político que integra Horacio Rodríguez Larreta: "Con Cambiemos, con el Pro, con el macrismo no tengo nada que ver", sintetizó.

Consultado por su manera de comunicar durante las conferencias de prensa junto al presidente Alberto Fernández y el jefe de gobierno porteño donde anuncian la extensión de la cuarentena, sostuvo que hay estilos distintos: "Yo enojado no estoy, me dicen que se me ve cansado pero sí, a veces estoy cansado, esto es algo nuevo".

"Nunca señalé si administraron mal o no las camas (en la ciudad), ni tampoco hablé de las aperturas, lo consensuamos. Hoy en la provincia, de 135 municipios hay 100 muy flexibilizados. Confío muchísimo en los intendentes, dependo de ellos y ellos de mí. El manejo del territorio lo tienen los intendentes así que sería imposible gobernar", concluyó Kicillof.