Coronavirus en la Argentina: Alberto Fernández prorrogó las medidas sanitarias y condicionó la temporada de verano

Maia Jastreblansky
·4  min de lectura

En un escenario atípico, Alberto Fernándezprorrogó por otras dos semanas las medidas sanitarias actuales casi sin cambios y por primera vez se refirió a la temporada de vacaciones de verano, un tema sensible por la situación crítica que vive el turismo y el hastío social generalizado tras siete meses de medidas de aislamiento por el avance del coronavirus. "Todos queremos que exista verano, pero para que exista verano es muy importante que nos cuidemos hoy", advirtió el Presidente desde Misiones.

En un gesto al interior del país, Fernández anunció las medidas sanitarias, llamativamente, desde una de las provincias que menos sufrió el coronavirus: con 207 casos confirmados es la segunda jurisdicción menos afectada, detrás de Formosa. El Presidente anunció que las medidas seguirán "exactamente en las mismas condiciones en que estamos hoy" por otros 14 días. No lo detalló, pero eso significa que solo las zonas del país que tienen mayor estrés en sus sistemas sanitarios mantendrán el esquema de "aislamiento social preventivo y obligatorio" (ASPO), es decir, medidas más restrictivas para acotar la circulación, aunque sin un cierre de actividades económicas.

El AMBA -que, según Fernández, lleva ocho semanas consecutivas de caída de contagios- también se mantendrá el esquema actual de aperturas progresivas previa autorización de la Casa Rosada. "A pesar de que hay una baja clara, no podemos quedarnos tranquilos, porque hay un número de contagios importantes", dijo en alusión a los distritos gobernados por Horacio Rodríguez Larreta y Axel Kicillof , dos funcionarios que dejaron de ser protagonistas de los anuncios.

Las ocho provincias que tienen las ciudades y localidades más comprometidas por los contagios son Santa Fe, Córdoba, San Luis, Mendoza, Neuquén, Río Negro y Tucumán. Acumulan el 55% de los casos del país. Con los gobernadores de esos distritos el Presidente habló ayer vía zoom. El balance, según trascendió, fue que las medidas que se tomaron hace dos semanas "fueron oportunas" aunque "hubo lugares en donde el cumplimiento no fue efectivo", debido a que el DNU nacional tuvo un acatamiento muy dispar.

Además de el AMBA y esas ocho provincias, seguirán bajo la modalidad de aislamiento también algunas zonas de Chaco, Chubut, La Rioja, Salta, Santa Cruz, Santiago del Estero y Tierra del Fuego. "ASPO no es fase 1", se ocuparon de aclarar los voceros oficiales, tras la tensión que se vivió con algunos gobernadores en el anuncio anterior.

El mensaje

Cuando la Argentina se posiciona cada vez peor en los ránkings mundiales, el Presidente no exhibió esta vez sus filminas comparativas. Brindó un discurso en el que alertó sobre la persistencia del peligro sanitario pero lo combinó con el anuncio de obras de infrestructura (un hospital y una ruta) para Misiones. Un formato y un mensaje atípicos.

"Nosotros sentimos que estamos estabilizándonos en una meseta de 15.000 casos diarios y vemos que el interior ha diseminado el virus más allá de las ciudades", dijo Fernández, que viajó acompañado por Fabiola Yáñez y el ministro de Salud, Ginés González García. Y agregó: "Además de los contagios en muchos lugares notamos un estrés en la atención médica: hospitales que se colman, terapistas que se cansan".

Temporada de verano

El Presidente habló luego de la temporada. Primero alertó que "el rebrote de Europa es una prueba contundente de que el virus está lejos de haberse ido". Y luego se refirió al turismo. "Hablábamos del regreso de los vuelos y la posibilidad de que Iguazú recupere su actividad turística. Todos queremos que exista verano, pero para que exista verano es muy importante que nos cuidemos hoy", dijo Fernández acompañado por el gobernador de Misiones, Oscar Herrera Ahuad.

Luego, utilizó como ejemplo a Mar del Plata , ciudad gobernada por el intendente de Juntos por el Cambio, Guillermo Montenegro. "Estuvo prácticamente sin casos y repentinamente los casos empezaron a crecer y hoy es una es las ciudades más complicadas. Para que Mar del Plata tenga verano, tenemos que parar y minimizar el problema hoy", advirtió. A su lado lo escuchaba la titular de la Anses, Fernanda Raverta, quien disputó la intendencia de la ciudad balnearia el año pasado.

El Gobierno no puede saldar la disyuntiva entre la alarma por la evolución de la pandemia y la necesidad de avanzar hacia la "nueva normalidad". "Trabajando codo a codo vamos a recuperar el país, vamos a superar la pandemia. Pepe Mujica dijo que exitoso no es el que triunfa, sino el que se cae y tiene fuerza para seguir caminando. Otra vez nos caímos y otra vez nos levantaremos y haremos el país que queremos", culminó Fernández en un tímido intento por dar un mensaje con perspectiva de futuro.