Coronavirus. Alberto Fernández: "Aquellas personas que infrinjan el aislamiento tendrán responsabilidades penales"

Santiago Dapelo

Con un mensaje corto y directo, el presidente Alberto Fernández explicó los alcances del decreto de necesidad y urgencia (DNU) que firmó hoy y se publicó esta noche en el Boletín Oficial y advirtió que "aquellas personas que infrinjan el aislamiento establecido tendrán responsabilidades penales".

Y, frente a los casos de coronavirus, anticipó: "Vamos a seguir monitoreando al instante la evolución de esta pandemia para actualizar y tomar las medidas que hagan falta".

En su primera cadena nacional, el Presidente buscó enviar un mensaje de "tranquilidad" y "firmeza" ante el avance del coronavirus Covid-19, que ya suma una treintena de infectados y un muerto en nuestro país. "Quiero que sepan qué es lo que estamos haciendo para dar respuesta al avance de este virus que se extiende cada día en todo el mundo. En situaciones de alarma generalizada es imprescindible el rol del Estado para prevenir, tranquilizar y brindar protección a la población", dijo el jefe del Estado, en el comienzo de su presentación.

Entre los puntos claves del discurso, que duró seis minutos, Fernández resaltó la importancia de "comprender que este aislamiento preventivo resulta esencial para reducir todo lo posible la propagación del virus". Y advirtió sobre las consecuencias de romper la reclusión: "Es importante que comprendamos que este aislamiento preventivo resulta esencial para reducir todo lo posible la propagación del virus".

Además, detalló que el decreto "suspende por 30 días los vuelos provenientes de Europa, Estados Unidos, Corea del Sur, Japón, China e Irán" y, si bien no dio detalles sobre cómo se implementará la medida, anticipó que el Gobierno facilitará "el regreso desde dichos países de los residentes en la Argentina".

Asistido por un teleprompter, el Presidente cortó una sola vez la grabación, que comenzó quince minutos antes de la emisión del mensaje, a las 21. En su despacho lo acompañaron el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el ministro de Salud, Ginés González García; el ministro del Interior, Eduardo "Wado" De Pedro; el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello; su jefe de asesores, Juan Manuel Olmos, y el vocero presidencial, Juan Pablo Biondi. Al final, todos celebraron que la cadena inaugural tuvo "60 puntos de rating".

Alberto Fernández contó que el DNU "le da facultades de acción y prevención a distintos ministerios, como por ejemplo evitar el desabastecimiento y fijar precios máximos para alcohol en gel, barbijos y otros insumos críticos". Y agregó: "También permite disponer la suspensión preventiva de espectáculos y el cierre de espacios públicos".

El Presidente resaltó que en las últimas horas autorizó una asignación extraordinaria de $1700 millones para reforzar tareas de diagnóstico y sumar recursos para el equipamiento hospitalario, y dio detalles sobre las personas que deberán realizar el aislamiento obligatorio.

En este punto habló de cuatro tipos: las personas con diagnóstico confirmado de coronavirus; las consideradas "casos sospechosos", es decir, personas que tienen fiebre, y uno o más de los siguientes síntomas respiratorios: tos, dolor de garganta o dificultad para respirar, y que, además, en los últimos días, hayan estado en zonas afectadas o en contacto con casos confirmados o probables de coronavirus; los que hayan estado en contacto estrecho con los casos confirmados o casos sospechosos como los anteriores, y las que hayan ingresado a la Argentina en los últimos 14 días provenientes de países afectados.

El coronavirus alteró todos los planes de la Casa Rosada. Durante todo el día el avance de la enfermedad monopolizó la gestión. En cada reunión, en cada llamado o cruce por Whastapp, el estado de situación sanitaria fue protagonista. En medio de esa incertidumbre, el Gobierno decidió posponer el envío al Congreso de dos proyectos de ley clave, como la legalización del aborto y la reforma judicial.

También puso freno a la firma del decreto que tenía pensado dar esta semana para disponer la reducción del porcentaje de fondos que percibe el gobierno porteño del 3,5% de la coparticipación federal al 1,4%, porcentaje al que sumará el salario de los policías transferidos: unos $20.000 millones. Todo será materia de análisis en los próximos días.

También se reunió con los gobernadores Jorge Capitanich (Chaco), Gerardo Zamora (Santiago del Estero) y Juan Manzur (Tucumán), con los que también analizó y dio detalles de las medidas que incluyó en el DNU que firmó en las últimas horas, en el que estableció la emergencia sanitaria por un año.

Así, el Gobierno reaccionó ante el coronavirus. Después de una primera etapa en la que minimizó el impacto que podría tener, el jefe del Estado tomó la decisión de ponerse al frente de la comunicación y alertar a la sociedad sobre los riesgos. Una muestra de esto fue cómo comenzó y cerró el día: primero con una entrevista radial y terminó cerca de las 21.30 con la cadena nacional.

"Esto [por el coronavirus] cambió todo", admitió uno de los testigos privilegiados del mensaje presidencial.

La situación en el país

Los nuevos casos se registraron en la Ciudad y en las provincias de Buenos Aires, Córdoba y Chaco. Se trata de tres casos no importados y otros siete con antecedentes de viaje al exterior.

Con respecto a los casos no importados, las autoridades indicaron que son personas del círculo íntimo de los primeros infectados. Es decir, aún no se han registrado casos autóctonos dentro del país.

Fernández firmó hoy el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que establece la emergencia sanitaria a nivel nacional por un año y la obligatoriedad de la cuarentena para los argentinos que aterricen en el país provenientes de las "zonas afectadas" por la pandemia de Covid-19, que incluye a todos los países de Europa, Estados Unidos, Corea del Sur, Japón, China, e Irán.

La medida incluyó la suspensión por 30 días de los vuelos internacionales de pasajeros provenientes de los países donde circula el virus.

El DNU firmado por el Presidente y el gabinete en pleno "regula una serie de medidas para evitar y mitigar el efecto de contagio y hacer lo necesario para controlar la pandemia".

Los casos confirmados de coronavirus ascendieron hoy en el mundo a más de 127.000. En tanto, los fallecimientos generados por el virus alcanzaron los 4700.