Coronavirus: alto, medio, bajo, ¿cuál es el riesgo de contagio de cada actividad?

María del Pilar Castillo

Luego de meses de encierro por la pandemia de coronavirus, los países lentamente comienzan a reanudar sus actividades económicas. Y lo hacen priorizando algunas por sobre otras, por su carácter de urgencia pero también por el riesgo de contagio que plantean.

Por su naturaleza, algunos sectores generan un espacio más propicio para la propagación del virus que otros (por la cantidad de personas que requieren, por la distancia demandada entre las personas, por la necesidad de contacto, por el tiempo de exposición, etc.). De esta manera, por ejemplo, ir al cine o a un estadio presenta un mayor peligro de infectarse que ir a la playa o caminar por un parque.

Argentina. El gráfico que muestra cómo está para superar la crisis en comparación con la región

A continuación, una lista de las actividades según el riesgo de contagio, el cual se puede mitigar si se aplican las medidas de distanciamiento social adecuadas.

Clubes nocturnos: alto

Los clubes nocturnos, que concentran una gran cantidad de personas en un espacio cerrado y donde existe una alta probabilidad de contacto, serán posiblemente los últimos en reabrir sus puertas. En España, por ejemplo, que ya comenzó a levantar algunas restricciones, estos establecimientos están reservados recién para la última fase del desconfinamiento, que se hará efectiva como pronto el 8 de junio. Y cuando vuelan a operar, lo harán con un aforo máximo de un tercio.

Entre tanto, en Corea del Sur, las discotecas tuvieron que volver a cerrar el 9 de mayo de forma indefinida, luego de un nuevo foco de contagios de 86 personas, vinculado a un boliche bailable en Seúl. Las autoridades aún están intentando localizar a miles de personas que pasaron por esa discoteca en la fecha en la que se originó el rebrote.

Reuniones con familiares y amigos: alto

"Las reuniones con familias y amigos tienen ciertas características que van en contra de poder garantizar distancia como la informalidad de las mismas, la interacción prolongada que suelen tener y la horizontalidad en las relaciones como para establecer cierto control en el cumplimiento de las medidas de distanciamiento", explicó a LA NACIÓN el doctor Pablo Elmassian, infectólogo de Stamboulian Salud.

Por su parte, la doctora Susan Hassig, profesora asociada de epidemiología en la Escuela de Salud Pública y Medicina Tropical de la Universidad de Tulane en Nueva Orleans, dijo a Business Insider: "Reunirse con familiares o amigos que no viven en el hogar conlleva un alto riesgo de infección".

"Es poco probable que familiares y amigos usen máscaras o distancia social en estas reuniones, y las personas asintomáticas podrían transmitir el virus allí", agregó la especialista.

Ceremonias religiosas: alto

Aunque los rituales varían ampliamente entre las distintas religiones y prácticas espirituales, en general, suelen aglomerar a un número significativo de personas en un espacio cerrado e incluso requieren del contacto físico en algunas ocasiones. En Corea del Sur, por ejemplo, la Iglesia de Jesús Shincheonji de Daegu se convirtió en marzo en el epicentro de la epidemia de coronavirus en el país, representando el 60% de los 8200 casos en aquel entonces.

Recitales y eventos deportivos: alto

Los grandes eventos, como los partidos y recitales, conllevan un alto riesgo de contagio, especialmente debido al hacinamiento en las entradas y salidas. Incluso si los asistentes pueden entrar y salir manteniendo una distancia prudente, lo que probablemente sería complicado y tomaría más tiempo, infectarse mientras se está sentado en un área contenida con miles de personas sigue siendo una gran posibilidad.

Es por eso que algunos deportes han adoptado una nueva modalidad: partidos sin público. En Alemania, por ejemplo, la Bundesliga se reactivó hace dos días y fue la primera en retomar la temporada que había quedado suspendida por la pandemia, aunque sin la presencia de sus hinchas. Lo mismo hizo Corea del Sur con su liga de baseball y Estados Unidos con la UFC.

Transporte público: alto

Desde el comienzo de las cuarentenas, se han reducido los servicios en trenes, autobuses y aviones en casi todo el mundo, y los gobiernos han desaconsejado todos los desplazamientos menos los viajes esenciales. En la ciudad de Nueva York, por ejemplo, se cree que el subte actuó como el principal diseminador del coronavirus en la Gran Manzana, según un estudio del Instituto Tecnológico de Massachusetts publicado a fines de abril.

En Gran Bretaña, el gobierno pidió a los ciudadanos que eviten el transporte público siempre que sea posible, e instó a las personas a caminar, andar en bicicleta o conducir. En Colombia, se habilitaron nuevas ciclovías para incentivar a los ciclistas.

Sin embargo, millones de personas dependen del transporte público para desplazarse al trabajo cada día. Por lo tanto, los países han establecido nuevos protocolos para minimizar el riesgo de contagio en los viajes. En los colectivos de Milán, por ejemplo, hay adhesivos en el piso que marcan un metro y medio de distancia entre los usuarios.

Por su parte, las aerolíneas y aeropuertos han establecido controles de temperatura, han exigido al personal y a los pasajeros que utilicen mascarillas, y algunas han liberado los asientos del medio en los aviones.

Escuelas y jardines de infantes: alto

Los niños de todas las edades pueden contraer el coronavirus, pero la mayoría no se enferma con tanta gravedad como los adultos, y algunos quizás no presentan ningún síntoma.

Sin embargo, las escuelas pueden ser un espacio propicio para la propagación del virus. Francia, por ejemplo, cerró 70 escuelas primarias en las que se detectaron casos de coronavirus, de las más de 40.000 reabiertas en la primera semana de flexibilización de las medidas por la pandemia, informó ayer el ministro de Educación, Jean-Michel Blanquer.

"Las escuelas con el funcionamiento usual conllevan un alto riesgo porque la cantidad de alumnos que concurren a las aulas es alta, de 25 a 30. La cantidad de horas que comparten en lugares cerrados es prolongada. Además de la imposibilidad de usar tapabocas durante gran parte de las actividades. Sin dudas es necesario cambiar la modalidad actual de funcionamiento e interacción entre los alumnos de manera tal que se puedan garantizar medidas de distanciamiento y subirla a una categoría de mayor seguridad", señaló el especialista de Stamboulian Salud.

Es por eso que muchos países, como la Argentina, han retrasado el regreso a las aulas, e incluso planean una vuelta que combine la modalidad virtual y presencial.

Gimnasios: alto a medio

"Se deben garantizar límites de ocupación máxima que permitan mantener el distanciamiento físico, limitando el número de asistentes por clases para cumplir este objetivo y facilitando la disponibilidad de elementos de limpieza y desinfección para ser utilizados antes y después de realizar las rutinas en máquinas que requieran ser manipuladas", explicó Elmassian.

Restaurantes, bares y cafeterías: medio

Comer en interiores es arriesgado debido al flujo de aire y a las personas que se encuentran en un espacio cerrado durante varias horas a la vez. Para ayudar a mitigar los riesgos, los restaurantes, cafés y bares deben limitar su capacidad, separar las mesas y exhortar al personal a utilizar mascarillas y guantes. Los materiales desechables también pueden ayudar.

En Albania, por ejemplo, además del desinfectante de manos para clientes, los empleados llevan guantes y barbijo y las mesas, que deben estar separadas por tres metros, no pueden acomodar a más de dos personas.

Peluquerías & salones de belleza: medio

Los salones de belleza y peluquerías, que ya han abierto en varios países, tienen un riesgo medio de infección, dijo Hassig a Business Insider, siempre y cuando se utilice tapabocas, los empleados se laven con frecuencia las manos y las citas sean individuales o de unas pocas personas.

Supermercados: medio a bajo

Según los expertos, es mejor pedir comida en línea ya que se han reportado casos de coronavirus en supermercados de todo el mundo, siendo los empleados los que se exponen al mayor riesgo. Sin embargo, "es una práctica que ya lleva dos meses de iniciada con las medidas de control del ingreso por fuera y por dentro del establecimiento así como todas las protecciones para el personal que trabaja y la limpieza de superficies que se está realizando en los carritos y lavado de manos que ofrecen con spray de alcohol y está funcionando bien", indicó el infectólogo de Stamboulian Salud.

Tiendas minoristas: bajo

"Son lugares reducidos donde es más factible establecer medidas de distanciamiento como por ejemplo colocar un cartel en la entrada donde se dé aviso del número máximo de personas que pueden ingresar para respetar la distancia mínima de 1,5 metros, usando todos tapabocas", dijo Elmassian.

Actividades al aire libre: bajo

Un estudio publicado en China el 4 de abril, llevado a cabo por seis especialistas de las universidades de Hong Kong, Tsinghua en Pekín y Southeast en Nanjing, reveló que los casos de contagio de coronavirus al aire libre fueron abruptamente menores que los que se dieron en lugares cerrados.

Caminatas y picnics. ¿Qué dicen los expertos sobre el riesgo de contagio al aire libre?

De 1245 casos de coronavirus, la investigación encontró que solo dos provenían de la transmisión al aire libre.

"Identificamos un solo brote en un ambiente al aire libre, que involucró dos casos. Todos los brotes identificados de tres o más casos ocurrieron en un ambiente interior, lo que confirma que compartir el espacio interior es un riesgo importante de infección por SARS-CoV-2", concluyeron los expertos en el estudio.

Sin embargo, Elmassian señaló que aunque estas actividades presentan un menor riesgo, "deben ser manejadas de manera controlada". "Debe haber una zonificación de los lugares que se pueden usar y garantizar la distancia social, como mostraron en Nueva York. Se deben establecer controles de ingreso en plazas y parques perimetrados que aseguren una ocupación máxima que facilite el distanciamiento social, establecer senderos demarcados para circuitos de running, etc.", indicó.

Recibir paquetes: bajo

La Organización Mundial de la Salud (OMS) todavía no encontró pruebas concluyentes de que el coronavirus pueda contagiarse a través de un contacto con una superficie artificial como los picaportes o los teclados, según un último informe de la agencia médica de la ONU.

Sin embargo, la organización mantiene su recomendación a favor de la desinfección de superficies y objetos, siempre que sea posible y para tranquilidad de la población.

Esto ha provocado que servicios de correspondencia en todo el mundo establezcan estrictos protocolos de desinfección para una entrega segura. Amazon, por ejemplo, ha ofrecido algunas recomendaciones para la correcta recepción de la paquetería. En China, el Banco Central incluso ha limpiado o destruido el dinero en efectivo potencialmente infectado para contener la propagación del brote.