Coronavirus: alerta en el Este uruguayo por la saturación de camas de terapia intensiva

LA NACION
·4  min de lectura
La llegada de veraneantes a las playas del Este pone al borde del colapso al sistema sanitario
Fuente: Archivo

MONTEVIDEO.- Médicos de la costa del Este de Uruguay advirtieron hoy que la llegada masiva de veraneantes desde Montevideo podría generar que se sature el sistema de salud y con ello temen quedarse sin camas de Terapia Intensiva.

Ante el cierre de fronteras, se estima que serán muchos los veraneantes que viajen en dirección a Maldonado, Rocha y Canelones en las próximas semanas. Por eso es que el personal de la salud, que ya nota un aumento de los casos del virus en esa zona, alerta por una eventual saturación del sistema sanitario, y teme por quedarse sin camas de CTI para los pacientes más graves que pueda generar la pandemia.

Uruguay tiene hoy 750 camas de CTI, 62 de ellas ocupadas por pacientes contagiados con el virus, según el reporte de ayer del Sistema Nacional de Emergencias (Sinae), en el que se notificaron 391 nuevos casos en 6215 tests (6,29% de positividad).

Coronavirus: un médico tuvo una reacción alérgica severa a la vacuna de Moderna

Estiman que hay unas 50 camas de CTI en el sector privado, comprendidas entre Canelones, Maldonado y Rocha, donde desembarcaría la mayoría de los turistas. Pero en el caso de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE), la situación es distinta. De estos tres departamentos, hoy solo Maldonado tiene camas de CTI, y son apenas seis.

En Rocha los hospitales lo que hacen es comprarle el servicio a los privados. La Cooperativa Médica de Rocha (Comero) hoy posee 12 camas.

En Canelones tampoco hay CTI en el sector público, pero se proyecta que en algún momento durante la primera quincena de enero se concrete la instalación de seis plazas en el Hospital de las Piedras.

Deslumbrante: hallan en las ruinas de Pompeya un local de comidas al paso íntegro

En el caso de Maldonado, las autoridades tienen pensado agregar otras seis camas durante la temporada, aunque aún no hay una fecha definida.

Un incremento también se espera para Minas, que ya cuenta con seis camas, y Treinta y Tres, que tiene otras seis.

La situación preocupa al gobierno. Ayer murieron ocho personas. Se trata de un paciente de Canelones de 61 años, uno de Durazno de 76, uno de Río Negro de 84 y cinco de Montevideo (dos de 80 años, uno de 39, uno de 64 y otro de 75).

En ASSE ya tienen pensado un operativo especial para esta temporada que incluye no solo agregar más plazas, sino también apostar a ambulancias especializadas, como ya ha dicho el presidente del organismo, Leonardo Cipirani, "verdaderos CTI rodantes", que puedan trasladar, en caso de que sea necesario, a pacientes graves a Montevideo.

El gerente general de ASSE, Eduardo Henderson, explicó a El País que esta herramienta es muy efectiva y que hoy se procesa rápidamente a través del Sistema de Atención Médica de Emergencia (SAME) que es quien sugiere a qué centro llevar al paciente en función no solo de la disponibilidad de camas, sino también de la especialización del hospital.

La Unión Médica de Maldonado advirtió que el aumento de casos del virus por veraneantes que llegan a las costas esteñas desde Montevideo "ya es una realidad". El dirigente del gremio, Jorge Curbelo, dijo a El País que no tiene duda de que la curva de los infectados se aplanará en la capital del país, pero al mismo tiempo aumentará en Maldonado y Rocha.

Incluso advierte que es probable que "en febrero colapse el sistema de salud del país".

Recientemente el médico intensivista y presidente de la Sociedad Uruguaya de Medicina Intensiva, Luis Núñez, dijo a El País que "va a estar bastante complicado enero y febrero porque sigue habiendo ingresos y las camas (de CTI) no van a aumentar mucho".

"Me dan ganas de salir casa por casa a hablar con la gente. ¿Qué vamos a esperar, a que colapse el sistema?", se preguntó el médico que propone una serie de medidas para mitigar el impacto de la llegada de veraneantes con el virus al departamento. Entre ellas, la Unión Médica propuso al Centro Coordinador de Emergencias Departamentales (Cecoed) de Maldonado establecer controles sanitarios en los peajes de Pando, Solís y Garzón en los que se controle la temperatura y se solicite descargar la app Coronavirus.

"Estamos viendo que vienen de a siete u ocho (personas) en un auto, es la opción que tenemos antes que se siga desparramando el virus por todos lados", planteó el médico y sostuvo que no alcanza solo con instalar más respiradores o camas de CTI, "hay que concientizar a la gente".

Por otra parte, cuatro médicos se encontraban ayer internados en CTI por coronavirus. Dos de ellos están en el Casmu, uno en la Asociación Española y el cuarto en el Hospital Evangélico, según informaron fuentes de la salud a El País.

Gonzalo Ferreira, vicepresidente del Sindicato Médico del Uruguay (SMU), señaló en tanto ayer que el sistema de salud "se va debilitando" debido a los contagios, y a la necesidad del personal de "hacer cuarentena, hisoparse y certificar que es negativo" cada vez que hay un contacto. Y sintetizó: "Un positivo deriva en la cuarentena de muchas personas".

Del total de casos confirmados desde el 13 de marzo, 1065 corresponden a personal de la salud, de los cuales 861 ya se recuperaron, 201 cursan la enfermedad y tres fallecieron.

EL PAÍS/GDA