Coronavirus. Alberto Fernández defendió el cierre de las escuelas y dijo que el Covid “empezó en la ciudad”

Germán de los Santos
·5  min de lectura
Alberto Fernández con Omar Perotti, Gobernador de Santa Fe
Presidencia

El presidente Alberto Fernández consideró que José Mujica, expresidente uruguayo, tenía razón cuando dijo que la Argentina tiene una enfermedad muy grave que es el odio. “Hay una parte de la Argentina que está llena de odio”, apuntó el Presidente después de la reunión del gabinete nacional que encabezó en Rosario, sede este viernes del programa “capitales alternas”.

Aunque estaba fuera del territorio porteño y el eje de la reunión era otro, el conflicto por el cierre de las escuelas en CABA se coló en el encuentro. “Suspendí las clases presenciales porque en 30 días aumentó un 200% el contagio de menores de 19 años”, advirtió el Presidente y de inmediato aclaró que otras provincias, como Santa Fe, tienen otras realidades en este momento frente a la pandemia.

Encuesta. En pleno conflicto, Larreta mejoró su imagen y Kicillof empeoró

“¿Me hago el distraído? ¿Miro las encuestas? ¿Qué hago?”, se preguntó Fernández. “Solo se trata de vivir”, expresó en alusión a una canción de Lito Nebbia. “Todo empezó en la ciudad, se extendió al Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA) y de allí al resto del país”, destacó.

Durante su visita, el Presidente anunció un paquete de obras para la provincia de Santa Fe de 76.000 millones de pesos. Omar Perotti, quien estaba a su lado, decidió excluir de las restricciones que comenzarán a regir hoy en Santa Fe el cierre de las escuelas primarias y secundarias.

Omar Perotti junto a Alberto Fernández
Captura Presidencia


Omar Perotti junto a Alberto Fernández (Captura Presidencia/)

La provincia atraviesa una situación delicada frente a la pandemia. Se instalaron hospitales de campaña en Rafaela y en Granadero Baigorria, ciudad vecina a Rosario, ante la saturación del sistema sanitario. Cuando hablaba Fernández, la Asociación de Clínicas y Sanatorios de Rosario, que agrupa al sector privado de la medicina, informaba que está ocupado el 99 por ciento de las camas.

Frente a este contexto complejo, despertó críticas que se movilizara parte del gabinete y se desplegaran decenas de efectivos de fuerzas de seguridad para la realización del programa “capitales alternas”, un plan ideado en tiempos en los que no existía el coronavirus.

Esta reunión del gabinete nacional en Rosario estaba previsto que se realizara el 10 de marzo pasado, pero se postergó por el fallecimiento de la madre del gobernador Perotti.

Esta vez, el Gobierno se esforzó en recalcar que estaba quintuplicando el envío de fondos nacionales a Rosario, una ciudad, como advirtió el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, que está “gobernada por un intendente de la oposición”, como es Pablo Javkin, enrolado en el Frente Progresista, una alianza provincial entre un sector del radicalismo y el socialismo.

Ese ejemplo pareció ser usado como la contracara del conflicto con el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. Javkin tiene una buena relación con Larreta y, sobre todo, con el senador nacional Martín Lousteau, con quien tiene contacto permanente.

Perotti no cierra las escuelas

La disputa por el cierre de las escuelas primarias y secundarias “sobrepasó la grieta” en Santa Fe –como definió un alto funcionario del gabinete de Perotti–, luego de que el gobernador excluyera a la educación del paquete de restricciones que se endurecerán a partir de este viernes, cuando comience a regir la prohibición de circulación a partir de las 21.

El intendente de Rosario fue el que hizo hincapié, al dar comienzo a la reunión, en la “necesidad de acuerdos sin gritos para mirar hacia adelante”. Dijo que a diferencia del año pasado, frente a la pandemia ahora “hay una certidumbre, que es la vacunación”.

“Debemos blindar mayo para que a fin de ese mes tengamos vacunadas a todas las personas mayores de 60 años”, apuntó el intendente, que en una visita anterior del Presidente fue quien lo puso incómodo al reclamarle mayor compromiso de la Nación en la lucha contra la violencia y el narcotráfico.

Fernández retomó ese tema al señalar: “No puede ganarnos el crimen organizado. Por eso mandamos recursos, agentes federales. Es un problema de los argentinos, no dolo de los rosarinos”. Y aprovechó para pedirles a los diputados nacionales que traten la ley de reforma judicial, que –según Fernández- “es para cambiar la Justicia, para tener más fiscales que se ocupen de estos temas”. Dijo que los legisladores cometieron un error cuando pensaron que era para garantizar “impunidad”.

Desde octubre pasado funciona una sede del Ministerio de Seguridad de la Nación para coordinar tareas con los refuerzos de efectivos que llegaron a principios de año. A pesar de que la espiral de violencia que padece Rosario sigue intacta –se produjeron 72 crímenes en lo va de este año–, por primera vez no hubo reclamos sobre la seguridad, luego de que se incrementaran los patrullajes de fuerzas federales.

La metodología de este tipo de reuniones, bajo el lema de “capitales alternas”, se puso en marcha en diciembre pasado, cuando el gabinete se trasladó a Río Grande, Tierra del Fuego. Según la ley que se sancionó en Diputados a fin de año, cada 30 días se deberían llevar adelante las reuniones en 24 ciudades designadas como “capitales alternas”.

Perotti y Alberto Fernández se reunieron a solas en el despacho del gobernador antes de la puesta en escena del programa. El Presidente trajo un paquete de anuncios que Santa Fe requería desde hacía tiempo, como las obras de repavimentación y ampliación de la ruta nacional 9 entre las ciudades de Rosario y Córdoba, dos proyectos de accesos a puertos sobre la ruta nacional A012, y el financiamiento de una de las obras más esperadas en el área metropolitana: el Acueducto Gran Rosario, que beneficiará a 560.000 vecinos y vecinas de Rosario, Pérez, Funes, Villa Gobernador Gálvez e Ibarlucea.

“Nos tocó gobernar en pandemia. Si algo queremos destacar es haber trabajado juntos. Nos dio la posibilidad enorme de dar un salto en Santa Fe en muy poco tiempo al duplicar la cantidad de camas críticas y proveernos de respiradores. Así pudimos enfrentar la primera ola y ahora este nuevo desafío”, afirmó Perotti.

Fue para cerrar el encuentro que el Presidente tomó la cita de la canción de Lito Nebbia, que había ensayado el intendente de Rosario: “Solo se trata de vivir”.