Coronavirus: Alberto Fernández pidió ante los líderes de Iberoamérica “justicia social” en el reparto de vacunas

·3  min de lectura
Alberto Fernández y Felipe Solá durante la Cumbre Iberoamericana
Captura

El Presidente reclamó hoy en un foro internacional que exista una “justicia social de las vacunas” contra el coronavirus, que, según su mirada, “no se han distribuido de manera equitativa”, al tiempo que y pidió “mecanismos innovadores” que faciliten el financiamiento externo de los países de ingresos medios. “A la pandemia del Covid-19 no debemos sumarle la pandemia de la jibarización de ideales y horizontes”, afirmó hoy el presidente Alberto Fernández durante su intervención en la XXVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno Andorra 2020.

Con la gran mayoría de los líderes latinoamericanos participando de forma virtual, la cita abordó fórmulas para la recuperación en la postpandemia, para evitar que la crisis económica por el Covid derive en una nueva “década perdida”, como la de los ochenta en la región.

Rodríguez Larreta está dispuesto a ir a fondo en la pelea con Alberto Fernández

En la reunión plenaria en Soldeu, una pequeña localidad rodeada de estaciones de esquí en el Principado de Andorra, intervinieron todos los presidentes latinoamericanos, salvo los de Brasil, México y Paraguay.

Un discurso centrado en la pandemia y la recuperación económica

Nos encontramos en medio de una calamidad universal. Ahora y más que nunca tiene sentido el apotegma que alguna vez menciono Juan Domingo Perón: unidos o dominados. Unidos por la justicia social o divididos por la codicia”, comenzó diciendo Fernández que estuvo acompañado por el canciller, Felipe Solá.

El presidente argentino luego agregó: “Nuestros países pueden sentarse a la mesa en la agenda global con un claro rumbo de desarrollo sostenible inclusivo y conectado. Me comprometo a trasmitir esta voz en la cumbre del G20″.

“Desde la Argentina asumimos el desafío de reconstruirnos mejor, de hacer de esta crisis una oportunidad de pensar y trabajar juntos en consensos comenzando con los más vulnerables para llegar a todos. Hay que recordar primero a los últimos. No es el tiempo de recetas fracasadas ni caminos que llevan a más de lo mismo”, cuestionó Fernández.

Según el análisis del Presidente “la región necesita una justicia social de las vacunas”. “El saldo actual nos demuestra que la innovación inclusiva no es moneda corriente, los resultados de la comunidad científica internacional no se han distribuido de manera equitativa, la distribución universal de las vacunas tiene rol clave en la pandemia. Covax aunque valioso es insuficiente y debe ser potenciada”, se quejó Fernández.

Y propuso en concreto: “Hay que trabajar un sistema que reconociendo las patentes promueva activamente un sistema efectivo de concesión de licencias que garantice la oferta global de vacunas maximizando la posibilidad de producción en cada parte del planeta”.

Durante la Cumbre se aprobaron una serie de Comunicados Especiales, entre ellos dos propuestos por la Argentina: uno junto a España sobre “acceso a financiamiento externo para el combate de la pandemia del Covid 19”, y otro, que contó con apoyo unánime del resto de los países, sobre la cuestión de las Islas Malvinas, que respaldó el llamado a la reanudación de las negociaciones entre el gobierno argentino y el Reino Unido.

Fernández, en tanto, reclamó “una arquitectura financiera inclusiva de los países de ingresos medios”. “En el mundo los países de ingresos medios son el hogar del 75% de la población, pero también el lugar donde se radica el 62% de la pobreza, y deben ser el lugar prioritario para los recursos financieros para la orientación contra el cambio climático”, dijo el mandatario argentino.

“Como dijo el Papa Francisco, las poblaciones más vulnerables no pueden quedar excluidas de esta redistribución que inyectará liquidez al escenario económico mundial”, cerró.

Fernández se prepara para pedir colaboración internacional para la situación financiera de la Argentina. El Presidente viajará el 10 de mayo a Europa para conseguir apoyos en medio de la negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Visitará Francia, Italia, España y Portugal, según confirmaron fuentes oficiales.