Coronavirus. Alberto Fernández: "Somos menos de diez los países que empezamos a vacunar"

LA NACION
·4  min de lectura

El presidente Alberto Fernández celebró el arranque del plan oficial de vacunación contra el coronavirus en el país, que comenzará pasado mañana a primera hora. "Creo que somos menos de diez los países que ya van a empezar una campaña de vacunación en todo el mundo. Por eso digo que es tan importante lo que hemos logrado", expresó.

Fernández destacó que la llegada del primer cargamento de 300.000 dosis de la vacuna Sputnik V coincidió con el inicio de las campañas de inmunización masiva en distintos países "centrales".

"Voy a estar eternamente agradecido a Rusia. Han prestado atención a la Argentina y a nuestras demandas. Mi mayor obsesión era que empecemos a vacunar en el mismo momento que lo hiciera el mundo central, porque ellos han acaparado las vacunas", señaló en diálogo con Radio 10.

"Por eso, todos los países de la periferia están buscando las vacunas con la misma preocupación y dificultad que nosotros", argumentó.

Alberto Fernández dispuso comenzar la vacunación el 29 de diciembre a primera horaEl plan oficial

A primera hora del martes la Argentina asistirá al inicio del plan de vacunación contra el coronavirus: de manera simultánea empezarán a aplicarse en las 23 provincias y en la ciudad de Buenos Aires las 300.000 dosis de la Sputnik V llegadas el jueves desde Rusia.

En una reunión virtual, Fernández les prometió ayer a los gobernadores que mañana saldrán hacia todos los distritos los camiones con las cajas de la vacuna rusa (solo irán en avión a Tierra del Fuego y Santa Cruz). Los primeros en recibirla serán médicos, a pesar de que Rusia aprobó ayer el uso de su vacuna para mayores de 60 años.

Durante la entrevista radial, el Presidente destacó que la Argentina forma parte de un grupo de "menos de 10 países" que pudieron acceder a las primeras dosis de vacunas contra el coronavirus para comenzar a inmunizar a la población.

"Hicimos cuentas con Ginés (González García) y creo que somos menos de diez en todo el mundo (que comienzan a vacunar antes de fin de año)", resaltó. Y prometió que ayudará a Bolivia y a Uruguay a obtener dosis de las vacunas que producen Rusia y China.

En ese marco, Fernández sostuvo que espera "llegar al otoño con la población de riesgo vacunada". Eso implicaría inyectar a 14 millones de personas. El Gobierno no tiene garantizada aún la provisión de esa cantidad de dosis.

"Si sale bien el plan, nos dará mucha tranquilidad, porque tendremos vacunadas a todas las personas de riesgo cuando llegue el otoño. Sería un logro", afirmó.

"Por eso digo que es tan importante lo que hemos logrado y es tan dificultoso lo que viene porque hay una demanda real de la vacuna. Por un lado, se demora la producción y, por otro, están concentrando las compras en los países centrales", continuó.

Además, Fernández destacó hoy el aporte del llamado "suero equino hiperinmune" que se produce en el país para el tratamiento de pacientes adultos con coronavirus. "Ahí tenemos por primera vez un elemento que puede llegar a curar la enfermedad y que se produce en la Argentina", subrayó.

"Relajamiento social"

En paralelo, el jefe del Estado alertó sobre el "relajamiento social" que observa en "en los últimos días" en todo el país, un fenómeno que coincide con las fiestas de fin de año y que ya produjo voces de alerta entre los especialistas en epidemiología que asesoran a la Casa Rosada.

El Gobierno acelera el plan de vacunación, preocupado por el aumento de los contagios

En el Gobierno crece la preocupación por el aumento de los contagios registrado durante las últimas semanas. Con las cifras oficiales informadas esta noche, que incluyen los últimos tres días, el total de fallecidos desde el inicio de la pandemia se elevó a 42.501, en tanto que los contagiados suman 1.578.267, de los cuales 1.402.227 ya recibieron el alta médica.

El Ministerio de Salud indicó que son 3.262 los internados en unidades de terapia intensiva, con un porcentaje de ocupación de camas de adultos de 52,4% en el país y del 55,8% en la Área Metropolitana Buenos Aires.

"Estamos tranquilos de haber cumplido nuestro compromiso: que los argentinos empiecen a vacunarse cuando se vacunan los habitantes de los países centrales", apuntó.

A pesar del aumento de los casos, el Presidente descartó hoy la posibilidad de que vuelva a disponer fuertes restricciones a la circulación. "Es muy difícil, pero por un problema de propensión social. Si respetamos el distanciamiento, la actividad económica puede desenvolverse con cierta normalidad", aseguró.

"Lo que no puede ser fácil es que eso ocurre cuando uno ve aglomeramiento de gente, como ocurrió en la Salada o en las calles por las compras navideñas", completó.