Alarma en Chile: detectan la nueva cepa de coronavirus y reactivan la cuarentena para viajeros

Víctor García
·4  min de lectura

SANTIAGO, Chile.- No hay estudios concluyentes que demuestren que es una cepa más agresiva, pero sí es una mutación que hace que el virus se vuelva mucho más contagioso, entre un 40 y 70 por ciento más que el original. La nueva variante del Covid-19, que irrumpió a mediados de diciembre en el sur de Inglaterra, se detectó en Chile y de inmediato generó la reacción de las autoridades que reactivaron una cuarentena de diez días para todos los chilenos, extranjeros residentes, y extranjeros que deseen ingresar al país.

El caso fue descubierto a través de una pasajera chilena que llegó al país el 22 de diciembre proveniente de Madrid, en el vuelo Iberia 6833. La mujer estuvo tres semanas en Dubai y ocho días en Londres y, tras arribar a Santiago, abordó un vuelo local que la llevó a Temuco, 700 kilómetros al sur de la capital.

Coronavirus: por la nueva cepa, Inglaterra superó el pico de hospitalizados de la primera ola

"Se le hizo el PCR en el aeropuerto y el 23 de diciembre el resultado dio positivo. A esta pasajera se le ha hecho un seguimiento diario, y debido a los antecedentes de que esta persona estuvo en Reino Unido, se enviaron los antecedentes para la secuenciación, para identificar la variante, que resultó ser la misma encontrada en el Reino Unido", dijo la subsecretaria de Salud Pública chilena, Paula Daza.

La paciente vive en la localidad de Panguipulli y actualmente se encuentra asintomática, al igual que sus familiares. De igual modo, quedó hospitalizada en un centro médico de la comuna bajo estricto control y aislamiento. Asimismo, las autoridades chilenas realizaron un llamado a los pasajeros que se trasladaron en los mismos vuelos que tomó la contagiada, para que inicien un protocolo de aislamiento y así evitar la rápida propagación de esta variante, que tiene a Gran Bretaña bajo las cuerdas y con cifras récord de contagio.

"No es una cepa más agresiva, aunque sí tenemos información que se trataría de una variante que tiene mayor contagiosidad. Es por eso que se tomaron las medidas de alerta sanitaria y la persona se encuentra en el hospital de su comuna, así como los contactos estrechos para su vigilancia y seguimiento", señaló Daza.

"Es una cepa genéticamente diferente, con algunas mutaciones, que al parecer influiría en ser más transmisible que la original, pero aún no hay suficiente información. Tampoco se sabe si influirá en las vacunas, pero pareciera que no. Hay que esperar que los organismos internacionales se pronuncien. Debemos esperar y tener calma. Es normal que los virus muten y cambien su material genético", añadió a LA NACIÓN, la doctora Inia Pérez, jefe de infectología de Clínica Alemana.

"Creemos que hemos perdido una nueva oportunidad de poder cortar la cadena de contagio para esta nueva cepa. No es una buena noticia la llegada de esta nueva cepa", indicó el secretario nacional del Colegio Médico, el doctor José Miguel Bernucci, quien criticó al gobierno por la flexibilidad que exhibió al no cerrar el aeropuerto.

"Lo que ocurrió es algo bastante previsible, porque la cepa ya se había encontrado en distintos países de Europa y el cierre de fronteras que se había realizado en nuestro país había sido solamente parcial para vuelos que venían provenientes de Reino Unido", añadió.

Ante el dramático crecimiento de los nuevos contagios por la variante británica, el gobierno chileno ya había decidido durante los días previos a Navidad prohibir el ingreso al país -a través de la terminal aérea- a todos los extranjeros no residentes que estuvieron en Gran Bretaña en los últimos 14 días, y clausuró el paso a todos los vuelos provenientes de allí.

En ese sentido, también obligó a realizar en el país una cuarentena de 14 días a los chilenos y extranjeros residentes que hayan estado en Gran Bretaña. "Las fronteras no están cerradas para los chilenos, esta es una persona chilena que regresó a nuestro país", explicó Daza sobre la mujer contagiada con la nueva cepa.

Cómo se celebrará el año nuevo en el mundo, bajo la sombra del Covid-19

Tras conocerse el primer caso de contagio con la nueva cepa, las autoridades endurecieron las medidas y determinaron que todos los viajeros que provengan desde otro país, inicien una cuarentena de diez días una vez que lleguen al país. Esta medida podría ser levantada si es que al séptimo día la persona se realiza una prueba y da negativo.

Las fronteras chilenas se encuentran cerradas a excepción del Aeropuerto Arturo Merino Benítez, el único paso habilitado para el ingreso al territorio. Las fronteras terrestres con la Argentina continúan cerradas y, pese a las expectativas que se generaron con una supuesta apertura durante el verano para reactivar el turismo de las zonas cercanas, la suba de los casos frenó aquel impulso.

En la actualidad, número acumulado de contagiados asciende a 603.986, mientras que los fallecidos confirmados por la pandemia alcanzan los 16.488.