Coronavirus: agitación política y emergencia en una monarquía que parecía a salvo del Covid-19

LA NACION
·3  min de lectura

KUALA LUMPUR.- El rey de Malasia decretó el martes estado de urgencia nacional por el recrudecimiento de la epidemia de coronavirus que amenaza con colapsar el sistema sanitario del país del sudeste asiático. La decisión llega un día antes de que se imponga un bloqueo estricto a millones de personas, según los críticos, permitirá a su gobierno inestable evadir el escrutinio y aferrarse al poder.

El estado de urgencia da la posibilidad al jefe del Ejecutivo de suspender el Parlamento y las actividades políticas, una disposición polémica en un momento en que el gobierno de Muhyiddin Yassin parece debilitado.

Los detalles del estado de emergencia

Estará vigente hasta el 1 de agosto aunque podría ser levantado antes si la situación mejora.Los habitantes de las zonas afectadas, que incluyen la capital Kuala Lumpur, no pueden salir de sus casas salvo para hacer compras indispensables.La mayoría de las empresas no esenciales tienen que cerrar.Los desplazamientos entre diferentes estados del país están prohibidos.Los viajes interestatales durante las próximas dos semanas.

Un comunicado del palacio nacional dijo que el sultán Abdullah Sultan Ahmad Shah había acordado declarar una emergencia hasta el 1 de agosto a raíz de una solicitud del primer ministro, Muhyiddin Yassin. Si se controlan las infecciones, las medidas podrían levantarse más rápidamente.

El sultán Abdula Shah "estima que la epidemia de Covid-19 en el país está en estado muy crítico y que es necesario el estado de urgencia", según un comunicado del palacio real.

"Nuestro sistema de salud está a punto de colapsar y la situación es muy preocupante", declaró en un discurso televisado el lunes.

Murió Sheldon Adelson, magnate de los casinos que apostó por Trump y Netanyahu

Malasia había logrado controlar principalmente el virus después de que introdujo un estricto bloqueo el año pasado, pero en septiembre surgió un nuevo brote vinculado a una elección celebrada en el estado de Sabah. Muhyiddin advirtió que el sistema de salud estaba "en un punto de quiebre".

Además de la pandemia de coronavirus, Malasia se ha enfrentado a una inestabilidad política continua durante el año pasado.

Se espera que la decisión otorgue enormes poderes a Muhyiddin y su gabinete. Un estado de emergencia permitiría la suspensión del parlamento, lo que significa que el gobierno tendría el poder de introducir leyes sin aprobación. Las elecciones también quedarían en suspenso.

Kuala Lumpur, capital de Malasia.
Fuente: Archivo

Muhyiddin llegó al poder en marzo, después de que el ex primer ministro Mahathir Mohamad dimitiera inesperadamente en febrero, lo que provocó el colapso del gobierno . En medio del caos político, el rey se reunió con los 222 parlamentarios para determinar qué líder potencial tenía el apoyo de la mayoría, antes de nombrar a Muhyiddin como primer ministro. Sin embargo, su legitimidad ha sido cuestionada, y algunos señalan que no ganó el poder a través de las urnas.

La coalición gobernante de Muhyiddin tiene una escasa mayoría y sigue siendo precaria, con aliados clave de su coalición que amenazan con retirar el apoyo. Esto podría llevar al colapso del gobierno y elecciones anticipadas que algunos temen que puedan empeorar el brote.

Existe la preocupación de que la declaración de emergencia socave la democracia en el país y que Muhyiddin la esté utilizando para aferrarse a su posición.

Reapareció Donald Trump: "Está causando una tremenda ira", dijo sobre el impeachment

"La declaración del estado de emergencia parece ser otro intento de Muhyiddin de aferrarse al poder, bloquear las elecciones y eliminar la supervisión parlamentaria, en lugar de abordar seriamente la pandemia", tuiteó Josef Benedict de Civicus, una alianza global de organizaciones de la sociedad civil. y activistas.

Nik Ahmad Kamal Nik Mahmood, experto legal de la Universidad Islámica Internacional de Malasia, dijo que el gobierno obtendrá amplios poderes durante la emergencia.

"Si el parlamento no está en sesión, el gobierno tiene el poder de hacer leyes. La constitución está más o menos suspendida, ya que una parte sustancial de ella puede ser anulada por la ley de emergencia ", dijo.

Agencia: AFP y Reuters