Coronavirus. Cómo actuar ante la muerte de un familiar, según el Equipo Argentino de Antropología Forense

LA NACION
·3  min de lectura

Despedir a un familiar que fallece se constituye como uno de los momentos más complejos en el contexto de la pandemia por coronavirus, debido a las restricciones y a los cuidados que se deben mantener, incluso ante estas situaciones de dolor, para evitar el riesgo de contagio. Es por eso que en el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), organización científica independiente y sin fines de lucro que desarrolla tareas de búsqueda, recuperación e identificación de personas desde hace 36 años, crearon una guía para familiares de personas fallecidas en relación al Covid-19.

La misma fue presentada en el parte diario epidemiológico que emite la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, quien estuvo acompañada por Luis Fondebrider, miembro fundador y director ejecutivo del EAAF. "Una de las consecuencias más dolorosas de la pandemia ha sido el fallecimiento de miles de personas en todo el mundo. Indudablemente Argentina está afectada y la posibilidad de que los familiares y deudos cumplan sus rituales culturales y religiosos como es habitual se ve impedido por las circunstancias. No poder ver a sus familiares en sus últimos momentos, no poder ver el cuerpo, no participar con otros familiares de estos rituales, sin dudas genera angustia y dolor", comentó Fondebrider.

Coronavirus hoy en la Argentina y el mundo: minuto a minuto y las novedades del 6 de agosto

El director ejecutivo del EAAF sostuvo que la guía apunta a "que los familiares sepan qué hacer al momento del fallecimiento y cómo practicar los rituales" y que está basada "en buenas prácticas alrededor del mundo, realizadas en línea con recomendaciones de organismos internacionales como el Comité de la Cruz Roja Internacional y la Organización Mundial de la Salud, para que la gestión y el manejo de los cuerpos sea de una forma digna y segura".

Ese manual tiene distintas pautas a seguir sobre qué hacer en el lugar de fallecimiento, dependiendo si es en el hogar, en un centro de internación (hospital, clínica, sanatorio o geriátrico), en la vía pública o en custodia; acerca de cómo realizar el reconocimiento del cuerpo tanto en un hospital, una clínica, un sanatorio o un geriátrico, en la morgue o en custodia, y en cuanto a cómo desarrollar el velatorio y el funeral.

Coronavirus: el Gobierno informó 29 muertes más y cambió la definición de caso positivo

En el documento se mencionan cuestiones importantes como evitar todo contacto con el cuerpo y tomar la máxima distancia posible del mismo. También se destaca que las personas que tuvieron contacto con el fallecido pueden ser portadores del virus y deben procurar la máxima precaución en la interacción con otros, para así evitar la propagación.

Por otro lado, determina que no es obligatorio cremar a los fallecidos relacionados por Covid-19 o a los casos sospechosos, aunque explica que en caso de cremación, las cenizas no trasmiten el virus. En cuanto a los velatorios, refiere que el cajón deberá estar cerrado y que una opción es incluir una foto de la persona fallecida para acompañar el ataúd.

Recomendaciones del EAAF para familiares y deudos de personas fallecidas en relación a Covid-19

Fondebrider sostuvo: "El sistema de gestión de cadáveres en todo el mundo es complejo. Intervienen una serie de instituciones oficiales y no oficiales como hospitales, clínicas, geriátricos, cárceles, fuerzas de seguridad, entre otros, que tienen que estar coordinados y trabajar en forma ordenada para que esa recuperación y la gestión del cuerpo sea con respeto y dignidad hacia el fallecido, pero también hacia los familiares que tienen todos los derechos de recibir información fehaciente de lo sucedido".

Para el retiro seguro de los cuerpos, el EAAF realizó otra guía operativa dirigida a quienes realizan la primera respuesta, como bomberos, defensa civil o personal de salud, y un manual para las casas funerarias y cementerios, en el que se especifica cómo gestionar los cuerpos de personas fallecidas en relación a Covid-19 de manera segura, pero que también hace hincapié en el derecho a un trato digno.