Coronavirus: "Acá en Rusia todo el tiempo promueven la Sputnik V y alientan a la gente a que se vacune"

Rubén Guillemí
·4  min de lectura

Ni vodka ni caviar ni automóviles importados. Las calles de Rusia tienen estos días una publicidad excluyente, la vacuna Sputnik V en la que el gobierno de Vladimir Putin se juega el prestigio de un país golpeado por las sanciones económicas y los enfrentamientos con Occidente. "En las calles, en el transporte público, en la televisión. Todo el tiempo están promoviendo la Sputnik V y alentando a la gente a que se vacune", relató vía telefónica a LA NACION, Andrey Koleda, un empresario piscicultor de la república de Carelia, norte de Rusia, que hasta hace seis años trabajaba como periodista en la televisión estatal rusa en Moscú.

Desde hace una semana Koleda, de 38 años, está internado por coronavirus en el Hospital zonal de Petrozavodsk, y en pocos días será dado de alta. "Ya no tengo conocidos que no se hayan enfermado de coronavirus, o que no tengan algún familiar cercano que haya tenido el virus. Tengo la sensación de que esta segunda ola es mucho más fuerte que la de marzo y mientras el primer brote golpeó fuerte en las grandes ciudades, ahora se extendió a todo el país y pueblos pequeños", dijo.

Vacuna rusa: ¿Qué dicen expertos argentinos sobre el anuncio de Vladimir Putin?

Con más de 2,7 millones de casos, Rusia es hoy el cuarto país más afectado en el mundo, luego de Estados Unidos, India y Brasil, y el décimo en cantidad de fallecimientos, con más de 48.500 muertes, justo por encima de la Argentina.

En la empresa de Koleda, dedicada a la cría y procesamiento de trucha, salmón y caviar, heredada de su padre, trabajan 130 empleados. "Ya todos nuestros trabajadores se enfermaron en algún momento. Y actualmente tenemos cuatro enfermos", afirmó.

La primera de la familia Koleda en enfermarse en octubre fue la mayor de sus tres hijos, de 10 años, en momentos en que todavía no se habían suspendido las clases. "Ella solo tuvo fiebre alta algunos días y se recuperó rápidamente. Luego se enfermó mi esposa y estuvo un mes con febrícula, sin olfato ni gusto. Además le subió mucho la presión y tuvo vómitos. Yo las cuidé a ellas todo un mes pero no me contagié en aquel momento sino hace una semana". Actualmente está medicado con azitromicina e hidroxicloroquina. "Aunque el hospital está lleno y apenas me den de baja internan a otro, no tengo la sensación de que estén desbordados. Como que la situación es grave, pero está bajo control", señaló.

Coronavirus: el país que compró dosis suficientes para vacunar cuatro veces a toda su población

Al ser consultado sobre si le resultan creíbles las cifras que presenta el gobierno o si piensa que la situación es más grave aún, respondió: "En Rusia, como en el resto del mundo, los gobiernos tratan de mostrar su información como confiable, y están disponibles todos los datos y estadísticas. Pero, obviamente, vaya uno a saber si en algunos años alguien encuentra que los datos son más graves que los que nos están dando".

Koleda presentó también un panorama variado respecto de la actitud de los rusos frente a la decisión de aplicarse la vacuna Sputnik V que la televisión estatal se encarga de publicitar "como una cuestión de solidaridad y cuidado por los otros".

"Tengo varios amigos en Moscú que ya se vacunaron. La mayoría no tuvo problemas. Solo sé de uno que sintió mareos y náuseas. También tengo otros amigos que opinan que la vacuna tiene solo una finalidad política, desconfían y no se van a vacunar. Si me preguntas a mi, voy a tener los anticuerpos un par de meses. Así que tengo unos meses para decidirlo", señaló.

Koleda se mostró preocupado por las declaraciones de Putin sobre el límite de 60 años para aplicarse la Sputnik V. "Cuando leí esas declaraciones, me comuniqué personalmente con el funcionario que encabeza el comité contra el coronavirus en Carelia, y me confirmó que por ahora no se está vacunando a los mayores de 60 años. En mi caso personal, mi papá tiene 68 años y tiene miedo de contagiarse el coronavirus. Pero me dijo que solo cuando esté ciento por ciento seguro de que la vacuna es eficaz, se va a vacunar".

Por último, Koleda bromeó sobre la información de la contraindicación de beber alcohol luego de aplicarse la Sputnik V. "Aquí el chiste generalizado es que la versión la difundieron los propios inventores de la vacuna para quedar protegidos frente a cualquier reacción adversa, sabiendo que es casi imposible que un ruso pase un mes sin beber nada de alcohol".