Coronavirus: el 30% de los porteños ya recibió al menos una dosis de la vacuna

·5  min de lectura
La vacunación avanza en la Ciudad de Buenos Aires con la inclusión de la población en general en la campaña
Fabián Marelli

En la ciudad hay señales alentadoras. Después de varias semanas con una curva empinada que llevó a un promedio de 2700 casos diarios de coronavirus se produjo un descenso hasta los 2200 contagios por jornada, lo que le da cierto respiro al sistema hospitalario, sobre todo a las salas de terapia intensiva. Hay más: con el flujo de vacunas que estuvieron llegando y la apertura de nuevos grupos que se incluyeron en la campaña, el 30% de los porteños ya recibieron al menos una dosis, lo que coloca a la ciudad al tope de las jurisdicciones y muy cerca de alcanzar un porcentaje que permita aliviar aún más la demanda sanitaria.

Coronavirus: Cuáles son los distritos del Gran Buenos Aires qué más y menos vacunaron hasta el momento

Según pudo saber LA NACION, con 200.000 dosis más se llegará a inocular al 40% de la población para tener algo de alivio en internaciones en las Unidades de Terapia Intensiva (UTI) y, principalmente, en el índice de mortalidad, que se encuentra en descenso en los mayores de 60 años, aunque estable entre las personas de 50 a 59. Otro objetivo es llegar a los dos millones de personas vacunadas, un 60% de la población, lo que pondría a la Ciudad muy cerca de lograr la inmunidad que se adquiere a partir del 70%. Además, el 71% de quienes integran grupos de riesgo ya tiene una dosis y el 10% completó el esquema de los dos componentes.

Estos números colocan a la Ciudad como el distrito que tiene el mayor porcentaje de población vacunada. Por detrás aparece La Pampa (27,1%); San Luis (25,34%); Tierra del Fuego y Neuquén (ambos con 23,3%); Buenos Aires, Mendoza, La Rioja, Córdoba y Catamarca (las cuatro, en el orden del 22%), entre las que encabezan el listado.

Vacunación en el país

Este mañana se habilitó el empadronamiento de personas sin comorbilidades ni grupos de riesgo, de entre 55 y 59 años. Hasta el mediodía 14.000 personas habían manifestado su voluntad de vacunarse de una población estimada en 150.000 (son 320.000 en total si se agregan los individuos de entre 50 y 54 años). “Las primeras 48 horas se empadrona la mayoría de la gente. El fin de semana podemos tener una tendencia de cuánta gente habría en este primer grupo y en base a eso, sumado a la cantidad de vacunas que recibamos, definiremos cuándo abrir para los mayores de 50 años”, explicó el subsecretario de Atención Primaria, Ambulatoria y Comunitaria, Gabriel Battistella.

En las 36 postas de vacunación se están utilizando las 129.000 dosis que le recibió la Ciudad del último arribo esta semana (a las que se suman otras 8700 que recibió PAMI). De las partidas que arriban al país al Ministerio de Salud porteño llega un 6,5%, aproximadamente, y está a la espera de las correspondientes al lote del último vuelo que trajo 800.000 Sputnik. En el gobierno se ilusionan con que el flujo de dosis no se detendrá, de acuerdo a las promesas de Nación. Según la información que manejan los funcionarios porteños, durante junio se esperan 2.000.000 de vacunas Sinopharm, 4.000.000 de AstraZeneca, un millón provenientes del fondo Covax de la OMS y entre 500.000 y 800.000 Sputnik por semana.

Cantidad de dosis aplicadas

Con un promedio de vacunación de entre 25.000 y 35.000 dosis diarias, que se podrían ampliar a 40.000 en caso de ser necesario, la Ciudad continuará inoculando a los grupos de riesgo, al personal estratégico y, desde la semana que viene, a la población en general. En las próximas horas se hará un cruce de datos para saber cuántas personas de entre 55 y 59 años ya fueron vacunadas por pertenecer a otros grupos y con los resultados a la vista, decidir cuándo se abrirán otros segmentos. El martes, según Battistella, podría ser el día de la apertura para los mayores de 50 años y otros grupos que no habían sido tenidos en cuenta hasta el momento.

“Podríamos incluir, por ejemplo, a los docentes universitarios que quedaron al margen cuando vacunamos a los docentes de primaria y secundaria. Al iniciar la campaña priorizamos el factor de riesgo por enfermedad, por ser mayor de 60 años o tener exposición a muchas personas como docentes, personal de seguridad y de Desarrollo Social. También contemplaríamos a los agentes de tránsito, bomberos y gremios”, adelantó el funcionario.

Los casos diarios

¿Cuándo entrará en el esquema las personas que no pertenecen a ninguno de los grupos mencionados y no tienen comorbilidades? Para quienes tienen entre 18 y 50 años aún no hay una fecha definida, pero la dinámica de la vacunación puede cambiar en cualquier momento y adelantar los tiempos, como pasó esta semana cuando se decidió comenzar a incluir a los de entre 50 y 59 años por, entre otras razones, el nivel de aceptación de la vacuna contra el coronavirus.

En todos los grupos, según cifras oficiales, hay entre un 10% y 15% de personas que no quieren vacunarse, porque no lo consideran importante, no creen en la vacuna o son negacionistas de la pandemia. Sin embargo el porcentaje de aprobación es elevado si se compara con lo que ocurre todos los años en la campaña de inoculación antigripal que adhiere entre el 50% y 60% de los porteños.

El avance de la campaña de inmunización contra el Covid-19 dependerá del ritmo sostenido de llegada de vacunas en las próximas tres semanas, consideradas clave para lo que pueda suceder el resto del año. Durante ese período el objetivo es bajar aún más la cantidad de casos porque se teme una nueva oleada debido al factor climático estacional. Las curvas de letalidad y mortalidad están bajando en los mayores de 60 aunque aún no se ve el descenso entre los 50 y 59 años. El promedio de edad de los fallecidos sigue siendo alto, ubicado en 77 años.