¿Coronaangst? ¿Hamsteritis?: las nuevas palabras alemanas inspiradas en el Covid

·3  min de lectura
El Instituto Leibniz para la Lengua Alemana, una organización que documenta el idioma alemán, recopiló más de 1200 nuevas palabras creadas durante la pandemia, muchas más de las 200 que se ven en un año promedio
JOHN MACDOUGALL

BERLÍN.- Desde coronamüde (cansado del Covid-19) hasta coronafrisur (peinado corona), un proyecto alemán está documentando la gran cantidad de palabras nuevas acuñadas en el último año a medida que el idioma avanza para mantenerse al día con vidas que la pandemia cambió radicalmente, sostiene el diario británico The Guardian.

La lista, compilada por el Instituto Leibniz para la Lengua Alemana, una organización que documenta el idioma alemán en el pasado y en el presente, ya comprende más de 1200 nuevas palabras alemanas, muchas más de las 200 que se ven en un año promedio.

La gente pasa frente a una tienda cerrada en Berlín el 16 de diciembre de 2020
Lena Mucha


La gente pasa frente a una tienda cerrada en Berlín el 16 de diciembre de 2020 (Lena Mucha/)

Japón: crean un Ministerio de la Soledad para combatir los suicidios

Incluye sentimientos con los que muchos pueden identificarse, como overzoomed (estresado por demasiadas videollamadas), Coronaangst (cuando se tiene ansiedad por el virus) e Impfneid (envidia de quienes han sido vacunados).

Otras palabras nuevas revelan la realidad a menudo extraña de la vida bajo restricciones: Kuschelkontakt (contacto de abrazos) y Abstandsbier (cerveza a distancia) para cuando tomás con amigos a una distancia segura.

El pequeño equipo de tres personas en el instituto Leibniz recopila palabras que se utilizan en la prensa, en las redes sociales e Internet en general y las monitorea. Aquellas que se utilizan con más frecuencia se incluirán más tarde en el diccionario.

La doctora Christine Möhrs, que trabaja en el instituto y recopila las palabras, dijo a The Guardian que el proyecto cuenta la historia de la vida durante la pandemia.

“Cuando suceden cosas nuevas en el mundo [buscamos] un nombre”, dice. “Las cosas que no tienen nombre pueden hacer que la gente sienta miedo e inseguridad. Sin embargo, si podemos hablar sobre las cosas y nombrarlas, entonces podremos comunicarnos entre nosotros. Especialmente en tiempos de crisis, esto es importante”.

Las palabras también capturan momentos específicos durante la pandemia. Por ejemplo, Balkonsänger (cantante de balcón) es alguien que canta a la gente desde su balcón, lo que fue popular durante el cierre de primavera en Europa. La hamsteritis, que se refiere a la necesidad de almacenar alimentos, también se usó comúnmente al comienzo de la crisis. Todesküsschen (beso de la muerte) es la palabra aterradora para un beso amistoso en la mejilla.

A medida que pasaban los meses, el proyecto encontró nuevas palabras para la frustración que generaban en la gente los infractores. Covidiot, un término utilizado en Gran Bretaña, también aparece en la lista alemana. Más específico es Maskentrottel (idiota de la máscara), para alguien que se cubre la cara debajo de la nariz.

Pero las palabras también cuentan una historia de conexión y comunidad. Por ejemplo, Einkaufshelfer se puede utilizar para describir a alguien que ayuda a otros con sus compras, dice The Guardian.

Vista del distrito comercial desierto Alexandeplatz de Berlín el 7 de enero de 2021 en medio de la pandemia del nuevo coronavirus
Vista del distrito comercial desierto Alexandeplatz de Berlín el 7 de enero de 2021 en medio de la pandemia del nuevo coronavirus


Vista del distrito comercial desierto Alexandeplatz de Berlín el 7 de enero de 2021 en medio de la pandemia del nuevo coronavirus

Möhrs dice que CoronaFußgruß (saludo de pies por el corona) es su favorito personal porque rima y porque muestra un deseo humano de conexión, a pesar de nuestra distancia física impuesta.

Quienes estudian o hablan alemán saben que a menudo se combinan palabras para hacer otras nuevas, por ejemplo Handschuhe (zapatos de mano) para guantes. Pero mientras que algunas traducciones literales pueden resultar divertidas para los estudiantes, el alemán también logra describir de manera sucinta algunas emociones humanas complejas. Ejemplos famosos incluyen Weltschmerz (cansancio del mundo), Zeitgeist (espíritu de la época) y Schadenfreude (alegría por la desgracia ajena).

Cómo avanza la vuelta a clases en los otros países de la región

Möhrs dice que el proyecto muestra cuán importantes son las palabras que elegimos. “El lenguaje tiene un gran poder”, dice a The Guardian. “Vemos una y otra vez lo importante que es formular con precisión y tener mucho cuidado con las palabras que elegimos. Las palabras no solo transmiten contenido, sino que también pueden transmitir emociones y sentimientos. Y los oradores deben ser conscientes de eso”.