Corona de San Eduardo, la más importante de la reina Isabel II

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 27 (EL UNIVERSAL).- De todas las piezas de joyería que la reina Isabel II posee, hay una que se distingue por peso e importancia histórica: se trata de la corona de San Eduardo, la cual, fue creada en 1649 y su importancia refleja el poder de la monarquía británica desde hace varios siglos. La pieza se expone en la Torre de Londres y fue utilizada por la monarca el día de su nombramiento como reina cuando tenía 25 años.

Esta excelsa pieza de joyería fue analizada por el sitio SavingSpot y el diario "El País" se encargó de compartir los resultados del informe, el cual, arrojó el costo aproximado de la exuberante corona de San Eduardo. Según el sitio español, los responsables del análisis usaron una guía de gemas de la Sociedad Internacional de Gemas para encontrar los quilates y peso aproximados.

"Luego lo restamos del peso total de la corona para calcular la cantidad de oro que la compone. Consultamos el catálogo del proveedor oficial de telas de la reina para obtener un valor para el terciopelo e investigamos el precio promedio del armiño".

Debido a que para calcular el peso de las piedras preciosas es necesario tasarlas con instrumentos especiales, señala "El País", el portal encargado de la inspección de la corona de San Eduardo desarrolló un método y recurrieron a una guía de la Sociedad Internacional de Gemas.

El gorro de terciopelo alcanzó un precio de 3 dólares y la pieza de armiño, 34 dólares. Son los elementos más baratos de la extraordinaria pieza.

"Los dos más caros son los siete zafiros que la componen y cuyo precio asciende, según SavingSpot, a 2 millones 142 mil dólares (1,945,906,09 euros)", informó "El País" de acuerdo a los informes.

En total y de acuerdo a SavingSpot, la corona de San Eduardo cuesta 4 millones 519 mil 709 dólares, es decir, 908 mil 497 mil .92 euros más que el valor que se le había atribuido hasta el momento.