Coroanvirus: “un grito desesperado desde el Conurbano”, el fuerte testimonio del director de un hospital en Moreno

·3  min de lectura
Emmanuel Alvarez, el director del Hospital Mariano y Luciano de la Vega, de Moreno, provincia de Buenos Aires
Facebook

Frente a un contexto sanitario fuertemente afectado por la segunda ola de contagios de la pandemia, Emmanuel Álvarez, director del Hospital Mariano y Luciano de la Vega, en Moreno, publicó una sentida carta para detallar el momento que atraviesa hoy el personal de la salud. Bajo el título “Un grito desesperado desde el Conurbano”, el médico se explayó en profundidad y se dirigió al arco político, sindical, empresarial y a toda la sociedad civil

“Es el grito de los que estamos en la trinchera del hospital público o clínica de este u otro lado de la General Paz, de todos los que perdimos seres queridos, rezamos por un hermano o una madre enferma, de todos los que tememos el contagio”, comenzó Álvarez.

En su misiva compartida en las redes, el médico lanzó “un grito para volver a la fase 1 porque en esto se nos va la vida”. “Les pido que nos crean que no es un capricho, una postura ideológica o algún tipo de oportunismo”, dijo, y enfatizó: “Lo que estamos viviendo adentro de los hospitales estos últimos días no lo vivimos jamás. El sistema está colapsando”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“Quizás ya sea tarde para evitar el colapso, pero si puede menguarse y evitar que la segunda ola se sostenga alta”, indicó Álvarez, quien señaló que hasta en los países más desarrollados hubo colapso del sistema sanitario. “La nueva ola es mucho más contagiosa y mucho más letal”, aseveró.

Álvarez continuó por destacar que, a diferencia de la primera ola, ahora se ven contagios en edades infantiles y personas jóvenes, muchas de ellas -según el médico- sin factores de riesgo. “Llegará un momento donde la muerte nos meta un gol por posición adelantada, donde finalmente la angustia, el dolor, la impotencia y el agotamiento de los trabajadores/as de la salud se sinteticen en el último respiro antes del hundimiento”, aseguró el médico.

Frente a este escenario, Álvarez rogó a la población entender “lo que significa este colapso”. Así, el médico de Moreno analizó que el Área Metropolitana de Buenos Aires actúa como “un dique de contención para las provincias”. “Cuando el virus alcance los territorios donde hay un escaso o nulo sistema de salud, donde no hay un solo médico en decenas de kilómetros, ¿Qué harán? ¿Qué haremos?”, se preguntó.

“Tiene y debe haber rectoría del Estado”, dijo, y remarcó: “La autoridad se la dan los cientos de miles de familiares y amigos que han perdido y están perdiendo todos los días a un ser querido”.

Para concluir, Álvarez pidió “que frenen los contagios y el colapso en marcha”. “Nosotros seguimos acá en esta trinchera”, dijo, y cerró: “No tenemos tiempo para llorar a pesar de que tenemos razones, pero no vamos a permitir que a ningún habitante de esta tierra le falte oxígeno, un respirador, o al menos, una cama donde morir cuidado y dignamente acompañado”.

La carta completa

Un grito desesperado desde el conubrano

Por Emmanuel Alvarez, Director del Hospital Mariano y Luciano de la Vega, de Moreno