Revelan que el heredero de Pablo Escobar lavaba millones de dólares en la Argentina

LA NACION
Parte de la fortuna que dejó Pablo Escobar en Colombia terminó en la Argentina. Foto: Archivo La Nación

Un documento exclusivo al que pudo acceder el programa televisivo de investigación La Cornisa demuestra que parte de la fortuna que dejó Pablo Emilio Escobar Gaviria en Colombia terminó en la Argentina. Después del asesinato de "El Patrón del Mal" se encontró una herencia de al menos 170 millones de dólares en Colombia y parte de esa fortuna quedó en manos de su esposa y su hijo: Victoria Henao Vallejos y Juan Pablo Escobar Henao. Ellos, luego de ser rechazados en varios países, encontraron asilo en Argentina, a donde llegaron en los años '90 y cambiaron su nombre para obtener su residencia como María Isabel Santos y Sebastián Marroquín.

Tal como explicó la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich : "El narcotraficante Piedrahita Ceballos, heredero de Pablo Emilio Escobar Gaviria, tenía un contacto en la Argentina al que le traía todo su dinero que era blanqueado en nuestro país como si este fuera un gran paraíso del narcotráfico". Según detalló, eso "comenzó en el 2010" cuando, para la funcionaria, el país "era un ducto en el que entraba el dinero del narcotráfico".

Según señaló, el abogado Mateo Corvo Dolcet fue quién administraba este dinero y cuando lo detuvieron se descubrió un documento en el que Sebastián Marroquín (hijo de Escobar) y Corvo Dolcet firmaron un pacto recíproco en 2011 con Piedrahita Ceballos para cobrar una comisión sobre los montos millonarios de dinero producto del tráfico de drogas que el hacendado colombiano invertía en nuestro país.

Sentenció: "Esta viuda y el hijo que venían acá diciendo no queremos saber nada con el narcotráfico, volvieron a las andanzas de Pablo Emilio (...) En Colombia hay una ley que nosotros necesitamos, muy importante, de extinción de dominio. Piedrahita sabía que le iban a extinguir el dominio de sus bienes, entonces empezó a hacer circularlos para acá."

El operativo de la agencia antidrogas norteamericana DEA a través de la policía colombiana detuvo en setiembre de este año a José Bayron Piedrahita Ceballos en ese país, al tiempo que la Gendarmería y Policía Federal Argentina hacía lo propio aquí con el inversor Mateo Corvo Dolcet y cinco integrantes de la organización que se investiga por el lavado de activos a través de empresas e inversiones en nuestro país.

"Hay todo un montaje de empresas fantasmas cuyo objetivo era blanquear este dinero. En la argentina junto con Colombia hemos hecho la operación más importante para encontrar cuales son las ramas que han continuado hacia nuestra tierra el cartel de Medellín, de Cali, y quienes han sido sus contactos.", aseguró Bullrich.

Esta detención derivó a su vez, en una serie de allanamientos en nuestro país, en los que fueron detenidos además de Corvo Dolcet, su esposa María de los Ángeles Verta, Esteban Adrián Del Río, Antonio Pedro Ruíz, María Gabriela Sánchez y Marcelo Gustavo Pera, "acusados de integrar una red dedicada al lavado de activos provenientes de las actividades de narcotráfico desarrolladas por Piedrahita Ceballos que fue incluido en el por la Office of Foreign Assets Control of the US Departament of The Treasury" (OFAC) en la lista Foreign Narcotics Kingpin Destignation Act (conocida como "Lista Clinton").

El actual secretario de seguridad interior, Gerardo Milman, destacó: "La organización criminal que lideraba Piedrahita operaba en nuestro país por medio de Mateo Corvo Dolcet, quien es conocido como un próspero empresario, con participación en numerosas sociedades dedicadas a la construcción, servicios de cafetería, representaciones y proyectos inmobiliarios de empresas como PILAR BICENTENARIO S.A." (ex "LAS RECOVAS DE PILAR S.A."), "EMBAPRI S.A.", "DUAC S.A.", "ANEXO CHILE S.A.", "INSULA URBANA S.A.", "PROYECTO CALLE CHILE S.A.", "MCD INVERSIONES Y REPRESENTACIONES S.A." y "SANTA CATALINA SERVICIOS MÉDICOS S.R.L.".

Sebastián Marroquín y Corvo Dolcet firmaron un pacto con Piedrahita Ceballos para cobrar una comisión sobre los montos millonarios de dinero producto del tráfico de drogas que el hacendado colombiano invertía en nuestro país. Foto: La Cornisa

La Unidad de Información Financiera (UIF) pidió a la justicia que cite a indagatoria a la viuda y al hijo de El Patrón del Mal. Según informes de este organismo, las inversiones para lavar activos se enfocaban en determinados sectores o unidades de negocio. Por un lado, una serie de emprendimientos inmobiliarios llevados a cabo por el grupo económico encabezado por Corvo Dolcet y, por el otro, actividades de servicios de bar/confitería y de producción de espectáculos, a través de las sociedades CLUB MONSERRAT S.A. (CAFÉ DE LOS ANGELITOS) y TANGO SUITE S.A, encabezadas por Antonio Pedro Ruíz. Sus inversiones a nivel local tenían ambiciosos emprendimientos inmobiliarios en los kilómetros 46 y 47 de la Autopista Panamericana, localidad de Pilar: "COUNTRY URBANO", "PILAR BICENTENARIO" e "INSULA URBANA".

La herencia de Pablo Emilio Escobar Gaviria se dividió en dos. Por un lado la línea de sangre que heredó su hijo Sebastián Marroquín y su hermana Juana Manuela Marroquín Santos (cuya identidad anterior es Manuela Escobar Henao) y la otra descendencia, la de los carteles, el crimen y el dinero de la droga. El heredero aquí es Piedrahita Ceballos acusado por el manejo del Cartel de Cali, el residual del Cartel de Medellín.

"Es un orgullo que hoy Argentina sea un país no amigable para el lavado de dinero del narcotráfico, un narcotráfico que ha sido el peor de la historia, Pablo Emilio bajó un avión, mató a los principales políticos, fue la etapa más dura, más sangrienta. Y eso tenía en la Argentina una terminal", dijo la ministra Bullrich al señalar que "estamos hablando de 14 millones de dólares que son solo los que se contabilizan en ladrillos.".