Corea del Sur reporta otros 1.064 casos de coronavirus

Associated Press
·2  min de lectura
Trabajadores médicos con trajes protectores se preparan para tomar muestras durante pruebas de coronavirus en Seúl, Corea del Sur, el jueves, 17 de diciembre del 2020. (AP Foto/Lee Jin-man)

SEÚL (AP) — Corea del Sur reportó 1.062 casos el viernes, su tercer día consecutivo con más de 1.000, al tiempo que las autoridades de Seúl advierten que están escaseando camas en los hospitales.

Seúl dijo que un paciente con COVID-19 de sesenta y tantos años murió en su casa el martes luego que las autoridades no pudieron encontrarle una cama durante días. Las autoridades municipales dijeron que “un crecimiento explosivo” de paciente este mes ha resultado en “una sobrecarga para los sistemas administrativo y médico”.

Las cifras dadas a conocer el viernes por la Agencia de Control y Prevención de enfermedades de Corea elevan el total de casos de nivel nacional a 47.515.

El saldo de muertes subió a 645 luego que otras 11 personas murieron por la noche. Entre los 12.888 pacientes en activo, al menos 246 estaban graves o en condición crítica, el mayor número desde la emergencia de la pandemia.

Son Young-rae, un alto funcionario del Ministerio de Salud, dijo que solamente quedaban 49 camas en cuidados intensivos para pacientes con COVID en todo el país, apenas cuatro de ellas en la capital. Dijo que las autoridades planean garantizar alrededor de 170 camas adiciones en unidades de cuidados intensivos para inicios de enero designando más hospitales par tratamiento del COVID-19.

Las autoridades de salud, además, van a expandir un masivo programa de pruebas para encontrar y aislar más rápidamente a los portadores. Son dijo que el país realizó pruebas a más de 80.000 personas el jueves y planea hacerles pruebas a empleados y residentes de instalaciones de cuidados a largo plazo cada una o dos semanas.

Corea del Sur busca conseguir más de 84 millones de dosis de vacunas para el coronavirus. Eso sería suficiente para cubrir a 44 millones de personas en una población de 51 millones.

Yang Dong-gyo, alto funcionario de la agencia de prevención de enfermedades, dijo que esperan vacunar a entre 60% y 70% de la población para noviembre del año próximo, antes del comienzo de la nueva temporada de influenza.

El resurgimiento viral ha aumentado presiones sobre el gobierno para que eleve las restricciones de distanciamiento social a su nivel máximo, algo a lo que se ha resistido por temores de su efecto en la economía.