Corea del Sur pide a sus ciudadanos vacunarse contra influenza en medio de temores por seguridad

Por Sangmi Cha
·2  min de lectura
Imagen de archivo de un hombre recibiendo una vacuna contra la influenza en una unidad de la Asociación de Corea de Promoción de la Salud en Seúl
Imagen de archivo de un hombre recibiendo una vacuna contra la influenza en una unidad de la Asociación de Corea de Promoción de la Salud en Seúl

Por Sangmi Cha

SEÚL, 26 oct (Reuters) - Corea del Sur intentó el lunes aplacar la preocupación por la seguridad de su vacuna contra la influenza estacional, instando a sus ciudadanos a que se inmunizaran a fin de evitar poner bajo más presión a su sistema de salud, ya afectado por los contagios de coronavirus.

La ansiedad pública por la seguridad de la vacuna para la influenza aumentó después de que 59 personas murieron este mes tras aplicarse la fórmula y luego de que en septiembre se desecharan alrededor de 5 millones de dosis porque no estaban almacenadas con las temperaturas recomendadas.

Las autoridades han dicho que no hay un vínculo directo entre las muertes y las vacunas contra la influenza, que causa la muerte de al menos 3.000 surcoreanos cada año.

"Confíen en la conclusión de nuestras autoridades de salud (...) a las que llegaron después de los estudios de expertos", dijo el presidente Moon Jae-in.

"Hay necesidad de expandir la vacunación contra la influenza este año, no solo para evitar la gripe, sino para protegernos de infecciones recurrentes y de la propagación del COVID-19", dijo en una reunión.

El año pasado, más de 1.500 personas de edad avanzada murieron en los siete días posteriores a recibir la vacuna contra la influenza, pero estos fallecimientos no han sido relacionados con las inoculaciones, dijo el Gobierno.

El Gobierno, que inició las vacunaciones gratuitas para el último grupo elegible el lunes, ha ordenado un 20% más vacunas contra la influenza este año para evitar brotes recurrentes de gripe estacional y de coronavirus en el invierno boreal, que podrían poner su sistema de salud bajo enorme presión.

El Gobierno ha dicho que más de 14,7 millones de personas han sido inoculadas.

Alrededor de 1.200 incidentes de reacciones adversas se han reportado entre estas personas, pero no se han establecido vínculos directos con las vacunaciones, aunque hay 13 fallecimientos que aún están siendo investigados.

(Reporte de Sangmi Chai. Editado en español por Marion Giraldo)