Corea del Sur estrena el servicio alternativo para objetores de conciencia

Agencia EFE
·2  min de lectura

Seúl, 26 oct (EFE).- Decenas de objetores de conciencia surcoreanos comenzaron hoy a cumplir su prestación por primera vez desde que dos sentencias de 2018 dictaminaran la necesidad de establecer un programa alternativo al servicio militar obligatorio.

En concreto, 63 objetores comenzaron hoy su programa de formación en una cárcel de Daejeon (centro del país), donde trabajarán en las cocinas o realizando servicios de limpieza, según informó la administración de personal de las Fuerzas Armadas surcoreanas.

Se trata de un avance histórico para un país que técnicamente sigue en guerra con su vecino del norte y donde el servicio militar es obligatorio para todos los varones hábiles, que deben servir en uno de los tres cuerpos del ejército entre 18 y 21 meses.

Sin embargo, la prestación alternativa que ha sido proyectada por la Asamblea Nacional (Parlamento), con el gobernante y liberal Partido Democrático al frente, ha sido criticada por determinados sectores por unas condiciones más duras que consideran que sirven como disuasión o castigo para los objetores.

Éstos deberán trabajar en prisiones durante tres años, es decir, 36 meses frente a los 18-21 del servicio militar.

El Ministerio de Justicia supervisará el cumplimiento del servicio alternativo y los objetores tendrán exactamente la misma paga y los mismos días de libranza que aquellos que realicen la prestación militar.

Aquellos que se ausenten sin permiso durante más de ocho días encararán cargos criminales.

La reforma impulsada por las sentencias de 2018 permite optar a la objeción de conciencia, hasta ahora un delito por el cual se había encarcelado a unas 20.000 personas desde los cincuenta, a aquellos que acrediten que sus creencias, eminentemente religiosas, sobre la no violencia les incapacitan para el servicio militar.

Los Testigos de Jehová, que han concentrado el 95 % de las penas de cárcel impuestas hasta ahora por objetar, se cuentan también entre la mayoría de aquellos a los que el comité encargado de evaluar dichas creencias ha otorgado el derecho a realizar el servicio alternativo.

De momento este comité ha otorgado a 626 varones el derecho a no realizar el servicio militar, según fuentes del ejército citadas por la agencia Yonhap.

(c) Agencia EFE