Corea del Norte: Kim Jong-un, diez años de gobierno totalitario

·1  min de lectura

Este viernes, 17 de diciembre, se cumplen diez años desde que Kim Jong-il, el antiguo líder de Corea del Norte, falleció y dejó el régimen en manos de su hijo, Kim Jong-un. En una década, el hombre que suele ser considerado uno de los dictadores más imprevisibles y crueles del mundo ha transformado profundamente su país. Una mirada sobre diez años de dominio casi total.

Con nuestro corresponsal en Seúl, Nicolas Rocca.

El mundo descubrió a Kim Jong-un con la mano en el coche fúnebre que transportaba el cuerpo de su padre, rodeado de los gritos de su pueblo. En diciembre de 2011, pocos observadores le creían capaz de dirigir el país, sin embargo, el joven dictador lo transformó rápidamente.

"Primero redujo la influencia del Ejército", dice a RFI Cheong Seong-Chang, investigador del discurso Sejong. "Luego, desarrolló armas estratégicas y también transformó la economía nombrando a la cabeza a un burócrata muy reformador".

La liberalización parcial de la economía, las cumbres con Donald Trump y el éxito del programa nuclear podrían resumir los logros de Kim Jong-un. Pero las sanciones internacionales y la pandemia han debilitado la economía y han provocado una situación alimentaria "tensa", en palabras del dirigente.

“Los éxitos diplomáticos no alimentan al pueblo", afirma Go Myung-hyun, del Instituto Asan de Seúl. “Necesita desesperadamente resultados económicos, pero ya no puede darlos. Para compensar la falta de éxito económico que prometió personalmente a su pueblo, intenta llenar el vacío con una filosofía oficial”.


Leer más

Leer tambien:
Corea del Norte probó nuevo ‘misil balístico lanzado por submarino’
Las lágrimas ‘de gratitud’ de Kim Jong Un al pueblo norcoreano
Kim Jong-un admite ‘errores’ en la apertura del congreso del partido gobernante

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.