Distribuir y enseñar 'El juego del calamar' tiene el peor de los castigos en Corea del Norte: la muerte

·3  min de lectura

Un hombre ha sido condenado a muerte, un estudiante a cadena perpetua y seis más a trabajos forzados tras descubrir las autoridades que el primero habían introducido la serie El juego del calamar en Corea del Norte y que los jóvenes la habían visto, según ha publicado el sitio RFA citando fuentes del país. Además, parte del profesorado del centro al que asistían los adolescentes ha sido despedido y condenado al destierro.

Corea del Norte castiga con dureza a quienes distribuyen y ven la serie de Netflix 'El juego del calamar'. (Foto: Netflix)
Corea del Norte castiga con dureza a quienes distribuyen y ven la serie de Netflix 'El juego del calamar'. (Foto: Netflix)

Hace unos días desde este mismo medio, que promueve que su objetivo es “proporcionar noticias e información precisa y oportuna a los países asiáticos cuyos gobiernos prohíben el acceso a una prensa libre” y que, según apunta Insider, está financiado por Estados Unidos, publicaba una noticia sobre cómo la popular serie de Netflix había llegado al país regido por Kim Jong Un. Ahora la noticia es que las autoridades han dado con algunos de los espectadores de esta ficción y ha tomado represalias muy duras contra ellos.

La información publicada hasta el momento indica que el hombre acusado de contrabando habría introducido la serie desde China y habría vendido varias memorias USB con ella. La sentencia contra él ha sido la de pena de muerte, que las fuentes anónimas citadas señalan que será ejecutada por un pelotón de fusilamiento.

En el caso de los estudiantes, uno de ellos, que habría comprado la serie en soporte físico, ha sido condenado a cadena perpetua. Los otros seis, que la vieron, deberán cumplir cinco años de trabajos forzados. Aunque corre el rumor de que uno de ellos se libraría de la sentencia ya que sus padres, ricos, habrían pagado por ello. Por su parte, tres miembros de la plantilla del colegio al que asisten han sido despedidos y su futuro no está claro aún del todo.

“Todo esto comenzó la semana pasada cuando un estudiante de secundaria compró en secreto una unidad flash USB que contenía el drama de Corea del Sur Squid Game y lo vio con uno de sus mejores amigos en clase. El amigo le dijo a varios otros estudiantes que se interesaron y compartieron la memoria USB con ellos. Fueron capturados por los censores en 109 Sangmu, quienes habían recibido un chivatazo”, ha contado al medio una fuente de la policía de Hamgyong del Norte.

El 109 Sangmu es como se conoce a la fuerza del Gobierno norcoreano especializada en la captura de quienes ven material de vídeo ilegal y cuyo nombre oficial es Surveillance Bureau Group 109. Además, desde RFA señalan que esta es la primera vez desde su aprobación el año pasado que se aplica la ley Eliminación del pensamiento y la cultura reaccionarios a menores. Este texto legal incluye la posibilidad de condenar a muerte a quienes vean, estén en posesión o distribuyan material procedente de países capitalista con especial mención a Corea del Sur y Estados Unidos.

La fuente mantiene que “el gobierno se está tomando este incidente muy en serio, diciendo que se está descuidando la educación de los estudiantes. El Comité Central despidió al director de la escuela, a su secretaria de juventud y a su maestro de aula. También fueron expulsados ​​del partido”. En cuanto a su próximo destino, este será las minas de carbón o el exilio en zonas rurales.

Tras estas detenciones, las autoridades buscan más copias y el terror se ha extendido por la zona ya que temen ser castigados por el simple hecho de “comprar o vender dispositivos de almacenamiento de memoria, por pequeños que sean". 

El juego del calamar, la serie surcoreana de Netflix que se ha convertido en una de sus producciones más vistas y todo un fenómeno a nivel mundial, gira en torno a un grupo de participantes en un concurso a vida o muerte por un generoso premio en metálico. Las pruebas están basadas en juegos populares y quienes participan están desesperados por conseguir el dinero por diversas razones.

EN VÍDEO | 'El juego del calamar' y el embelesamiento mundial por la cultura surcoreana

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.