Corea del Norte acusa a Malasia de conspirar junta a EEUU contra Pionyang

Agencia EFE
·2  min de lectura

Bangkok, 21 mar (EFE).- Corea del Norte acusó este domingo a Malasia de conspirar junto a Estados Unidos contra el gobierno de Pionyang, tras extraditar a un ciudadano norcoreano a EE.UU. acusado de supuesto blanqueo de capitales.

El encargado comercial de la delegación norcoreana en Kuala Lumpur, Kim Yu Song, acusó a Malasia de "destruir las relaciones bilaterales" después de que la Corte Federal malasia decidiera a principio de marzo permitir la extradición de Mun Chol-myong.

"Este incidente es producto de una conspiración contra la Corea del Norte creado a partir de la política atroz de Estados Unidos", afirmó el diplomático hoy al cierre de la embajada norcoreana en la nación del Sudeste Asiático.

Unos 30 trabajadores de la legación diplomática abandonaron hoy el recinto en un autobús con destino al aeropuerto de la capital malasia, desde donde abordarán en un avión que les lleve de regreso a Pionyang.

El FBI estadounidense solicitó el arresto en 2019 del empresario norcoreano Mun Chol-myong al que acusa de lavar dinero a través de empresas fachada y de mediar en el envío desde Singapur a Corea del Norte de artículos de lujo, lo que violaría sanciones estadounidense y de Naciones Unidas.

El viernes, Corea del Norte anunció que rompía relaciones diplomáticas con Malasia a raíz de la decisión de la justicia malasia de permitir la extradición del norcoreano.

Malasia respondió que la decisión de Pionyang es "hostil y poco constructiva" y replicó con el cierre de su embajada en Corea del Norte, cuyas operaciones ya se encontraban suspendidas desde 2017, y dio un plazo de 48 horas para que los diplomáticos norcoreanos abandonaran el país.

Corea del Norte y Malasia entablaron relaciones diplomáticas a principio de los setenta, pero la relación se complicó enormemente en 2017 cuando Kim Jong-nam, el medio hermano del líder norcoreano Kim Jong-un, fue asesinado en el aeropuerto de Kuala Lumpur en una operación aparentemente orquestada por la inteligencia norcoreana.

Ambos países, que llegaron a permitir a sus respectivos ciudadanos viajar a uno y otro país sin visado, acabaron expulsando a sus embajadores y llegaron a retener temporalmente a civiles norcoreanos y malasios en sus territorios.

Desde entonces ha habido varios acercamientos y declaraciones de intenciones para reparar los lazos diplomáticos.

(c) Agencia EFE