Corea del Sur: Aseguran ferry hundido a barco de carga

Por KIM TONG-HYUNG

SEÚL, Corea del Sur (AP) — Un ferry surcoreano de 6.800 toneladas fue remolcado y montado el sábado sobre un buque semisumergible de carga, para finalizar lo que se percibía como la etapa más complicada del enorme esfuerzo por llevar nuevamente a la orilla a la naufragada embarcación.

Funcionarios gubernamentales señalaron que tomará una o dos semanas para llevar el barco a un puerto localizado a 55 kilómetros de distancia (90 millas) con el fin de que los investigadores puedan buscar los restos de nueve personas desaparecidas, parte del total de 304 que murieron durante el naufragio del Sewol el 16 de abril de 2014.

La mayoría de las víctimas eran estudiantes en un viaje de la escuela secundaria, lo que generó una demostración nacional de dolor y llevó a un examen de conciencia sobre las fallas regulatorias y de seguridad pública ignoradas desde hace tiempo. La indignación de los ciudadanos por lo que se percibe como un fallido intento de rescate por parte del gobierno contribuyó a la reciente destitución de la presidenta Park Geun-hye.

"Apenas superamos un obstáculo... nos estamos esforzando mucho por mantenernos calmados", dijo Lee Geum-hee, madre de una niña desaparecida, en declaraciones a una estación de televisión.

Llevar el Sewol al puerto en Mokpo sería un paso importante para poder dejar el asunto en el pasado tras uno de los peores desastres en la historia del país. Una vez que el ferry llegue a tierra, las autoridades indicaron que les tomará cerca de un mes limpiar y evaluar la seguridad de la embarcación.

Entonces los investigadores ingresarán al transbordador y comenzarán una búsqueda durante tres meses de los restos de las víctimas desaparecidas, así como de pistas que ayuden a arrojar más luz sobre las causas del hundimiento, que se cree ocurrió a causa de sobrepeso, almacenamiento inadecuado y otros actos negligentes.

Personal a bordo de dos barcazas comenzó el miércoles con las operaciones de rescate, enrollando 66 cables conectados a un armazón formado por vigas de metal que los buzos pasaron meses colocando debajo del ferry. El Sewol yacía sobre su costado izquierdo a una profundidad de 44 metros (144 pies).