En el corazón del poder: Greta Thunberg lleva su revolución climática a Washington

LA NACION

WASHINGTON- Ha pasado menos de un mes desde que Greta Thunberg llegó a Estados Unidos y ya ha generado un gran revuelo. En su escaso tiempo en suelo americano, la joven activista se reunió con el expresidente Barack Obama, recibió el premio de Amnistía Internacional a la "Embajadora de la Conciencia" y junto a un grupo de líderes indígenas exigió al Congreso acciones concretas y liderazgo para enfrentar el cambio climático en todo el mundo.

Además, Thunberg llegó hoy al Congreso estadounidense para testificar en una audiencia frente a la comisión especial para la Crisis Climática y la comisión de Asuntos Exteriores.

La joven activista lanzará un llamado a los legisladores norteamericanos, sin ahorrar críticas por su inacción. Luego se reunirá con la demócrata Alexandra Ocasio-Cortez, partidaria de un Green New Deal que muchos cuestionan en su partido por los costos excesivos de las propuestas, que buscan afrontar drásticamente el problema del cambio climático.

Thunberg llegó a Nueva York el pasado 28 de agosto luego de una larga travesía en un velero con cero emisiones de carbono, que pertenece al príncipe de Mónaco, Pierre Casiraghi. El objetivo principal de su viaje es asistir a la Cumbre de Acción Climática de Naciones Unidas del próximo 23 de septiembre, en donde dará un discurso sobre la necesidad de tomar medidas urgentes para el cuidado del medio ambiente.

El encuentro con Obama

Sin embargo, la creadora del movimiento "Viernes para el Futuro" no espera cruzada de brazos y ayer se reunió con uno de sus máximos admiradores en Washington para hablar sobre el clima: Obama.

"Tú y yo somos un equipo", dijo el expresidente de Estados Unidos a la joven de 16 años, a quien admira por su valentía y su labor en la concientización sobre los efectos del cambio climático.

"Greta Thunberg ya es una de las grandes defensoras de nuestro planeta", escribió Obama en un tuit que incluye una foto que lo muestra saludándose con un choque de puños con la activista.

"Reconociendo que su generación va a cargar con el cambio climático, ella no tiene miedo de presionar para que haya acciones reales. El futuro va a estar marcado por líderes como ella", agregó Obama, quien durante su gobierno suscribió el Acuerdo de París para luchar contra el cambio climático.

Ante el Congreso

Además, Thunberg está declarando hoy ante el Congreso de Estados Unidos luego de que ayer le exigiera junto a un grupo de líderes indígenas, "acciones concretas y liderazgo".

"Estados Unidos es la nación más rica del planeta. También es el mayor emisor de gases que alimentan el cambio climático y ha amasado una fortuna como ninguno otro", afirmaron en una carta enviada a legisladores y senadores.

Los activistas remarcaron que la complicidad de Estados Unidos está empeorando la crisis climática, e hicieron referencia explícita a los incendios de la Amazonia.

Tras la llegada a la Casa Blanca del presidente Donald Trump en 2017, Washington se retiró del Acuerdo Climático de París y el mandatario ha insistido en su escepticismo acerca de los efectos del calentamiento global y que sea consecuencia de la acción humana.

Entre los líderes indígenas participantes en el acto, se encontraba Militza Flaco de la Organización Mesoamericana de Pueblos y Bosques, quien destacó la importancia de movilizar "a todos los indígenas del mundo en la lucha común".

"Para mí, Greta es nuestra ídolo. No siendo indígena y está al frente", remarcó Flaco en referencia a la joven activista.

Los jóvenes al frente de las manifestaciones por el clima

Además de la célebre adolescente sueca, otros 700 jóvenes de Estados Unidos, Europa, Latinoamérica, África y Asia llegarán a Nueva York para la primera cumbre de jóvenes sobre el clima, organizada el sábado por la ONU.

Para el secretario general de la organización Antonio Gueterres, la esperanza de evitar una catástrofe climática no se ha perdido aún gracias a la creciente consciencia social sobre este tema, aunque advirtió que el mundo está "perdiendo la carrera" para prevenir un desastre climático.

Este viernes, antes de su cumbre, los jóvenes participarán en una protesta por el clima que se anuncia histórica. La alcaldía de Nueva York incluso autorizó a los alumnos a faltar a la escuela para asistir a la protesta.

"El mejor liderazgo que he visto hasta ahora es el de los jóvenes", dijo a periodistas la nigeriana Amina Mohammed, subsecretaria general de la ONU.

Una maratón

Unos 60 países se aprestan a anunciar planes sobre el clima reforzados, dijo a la AFP Alden Meyer, experto de la ONG estadounidense Asociación de Científicos Preocupados, pero en principio ninguno de los grandes emisores. "Es una maratón, no una carrera corta", afirmó.

La verdadera fecha límite es fines de 2020, cuando el Acuerdo de París obligará a los firmantes a revisar su balance.

Por ahora, solo Marruecos y Gambia tienen compromisos "compatibles" con el objetivo del Acuerdo de París de 2015, según el Climate Action Tracker.

Para tener una chance de frenar el calentamiento del planeta a más de 1,5°C, el mundo debería ser neutro en carbono para 2050, según el último consenso de científicos que estudian el tema a pedido de la ONU.

Más allá de Greta

Entre los jóvenes que participan en la cumbre del sábado, la ONU invitó a 100 con todos los gastos pagos, y compensará las emisiones de carbono de sus pasajes aéreos.

Entre ellos se encuentran una empresaria ecológica de isla Mauricio y otro de Indonesia, fundadores de asociaciones ecologistas en Argentina y Guatemala, y muchos activistas.

De Brasil llegará el viernes Joao Henrique Alves Cerqueira, de 27 años, implicado en varias ONG desde hace cinco años. Aunque confiesa su admiración por Thunberg, añade que "seria formidable si el mundo escuchase otras voces que vengan del sur y de las comunidades indígenas".

Agencias AFP y ANSA

Esta nota integra Covering Climate Now, una iniciativa global de más de 250 medios para fortalecer la cobertura sobre la crisis climática