Anuncios

Coparmex pide al SAT un tiempo extra para empresas

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 16 (EL UNIVERSAL).- Si bien ya venció el plazo legal para que las empresas entregaran sus estados financieros dictaminados por un contador inscrito para verificar el correcto pago de impuestos del 2022, la Coparmex se unió al gremio de los contadores para solicitarle al Servicio de Administración Tributaria (SAT) un tiempo extra.

"Apelamos a la sensibilidad fiscal para así tener estas prórrogas y que no haya consecuencias negativas sobre los profesionales de la contaduría, ni sobre las empresas, por algo que no se pudo hacer por causa de fallas en la plataforma del SAT", dijo el presidente de la Comisión Fiscal de la Coparmex, Domingo Ruiz López.

En conferencia de prensa conjunta con el Instituto Mexicano de Contadores Públicos, acusó que no fue posible cumplir con esta obligación por fallas en la plataforma tecnológica del SAT.

Consideró que, si las razones del no cumplimiento oportuno de esta obligación tienen que ver con las intermitencias en el aplicativo, lo lógico es que exista una consideración por parte de la autoridad.

Advirtió que no se trata solamente de la imposición de una multa por incumplir a tiempo con la entrega del dictamen, también por los efectos legales, porque eso quiere decir que la fiscalización sobre las empresas puede incrementarlo, lo cual no es saludable para nadie.

Lo anterior, añadió, cobra relevancia porque se trata de los grandes contribuyentes que son los que aportan el 49% de la recaudación de impuestos en México.

En México las empresas con ingresos por mil 650 millones de pesos obtenidos en el ejercicio del 2022, y las que tienen acciones en las bolsas de valores están obligadas a dictaminar sus estados financieros con fines fiscales.

También es opcional para las que reporten ingresos anuales de 140 millones 315 mil 940 pesos.

Domingo Ruiz dijo que, si bien los contribuyentes tienen derecho a recurrir a un medio de defensa, no están pensando en interponer un amparo porque no es deseable.

"El problema se puede evitar con una prórroga y asumiendo la responsabilidad (del SAT) de que los medios no estaban en condiciones por las fallas que hubo en el aplicativo", manifestó.