Copa Sudamericana también tendrá final brasileña

·2  min de lectura

Con goles de Nikão y Pedro Rocha, Athletico Paranaense venció 2-0 a Peñarol el jueves, y pasó a la final de la Copa Sudamericana, monopolizada por conjuntos brasileños, igual que la Copa Libertadores.

El equipo de Curitiba logró un global de 4-1 y disputará el titulo con Bragantino, que dejó en el camino al Libertad de Paraguay En la final del 20 de noviembre en el Estadio Centenario de Montevideo, Paranaense buscará su segundo título de la Sudamericana, tras el conseguido en 2018, cuando superó al Atlético Junior de Colombia.

Siete días después, en el mismo escenario de la capital uruguaya, disputarán la final de la Libertadores los conjuntos brasileños Flamengo y Palmeiras, monarcas respectivos del certamen en 2019 y 2020.

El centrocampista Nikão aprovechó una falla de la defensa de Peñarol y anotó a los 23 minutos por el equipo que dirige Bruno Lazaroni. El volante uruguayo David Terans, libre de marca, corrió unos 70 metros y pasó el balón a Nikão, quien venció al arquero Kevin Dawson.

A los 79, Rocha definió con un zurdazo, tras asistencia de Nikão y sepultós la esperanzas de Peñarol, de forzar la instancia de los penales con dos anotaciones.

El volante Pablo Cepellini tuvo una oportunidad inmejorable de acercar a Peñarol en el global, pero erró a los 34 minutos un penal generado por una falta del mediocampista Erick contra el lateral Juan Manuel Ramos. El árbitro venezolano Jesús Valenzuela consultó con el VAR antes de decretar el tiro desde los 11 pasos.

Cepellini disparó sin fuerza a las manos del arquero Santos.

Apenas a los cinco minutos, el delantero Facundo Torres había tenido la oportunidad de poner arriba a Peñarol, pero envió el balón por encima del horizontal.

En varios pasajes, el conjunto uruguayo, dirigido por Mauricio Larriera, controló las acciones pero no encontró el camino del gol.

El ganador de la final sucederá a Defensa y Justicia que venció a Lanús en la final netamente argentina de 2020.

El partido a puerta cerrada se disputó en el estadio Arena da Baixada de Curitiba, estado de Paraná.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.