La lección de humanidad de Imanol Alguacil tras ganar la Copa

·2  min de lectura
Imanol Alguacil se vistió como un hincha y festejó en
Captura TV

En una final que quedará en la historia, Real Sociedad derrotó por 1 a 0 a Athletic de Bilbao y obtuvo la Copa del Rey de 2020. Fue la primera vez que en la competencia se enfrentaron dos equipos del país vasco y la definición quedó en manos de los de San Sebastián. Y quien tuvo un festejo muy particular fue Imanol Alguacil, entrenador del equipo campeón. Durante la conferencia de prensa, el entrenador sintió el alivio de poder haber gritado campeón y a raíz de eso se vistió como un hincha y comenzó a cantar.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Con una imborrable sonrisa y luego de haber respondido las preguntas de los periodistas sobre lo que fue su primer logro personal como director técnico, Alguacil dijo: “Me voy a pasar del modo entrenador al modo aficionado, si me permiten”. Una vez dicho esto se paró, se quitó el saco, se puso una camiseta y también tomó una bufanda: “Me da igual si es modo aficionado o modo forofo”. Una vez listo acomodó el micrófono y comenzó con su especial celebración: “Esto va por todos vosotros, por toda Guipúzcoa. Esto va por todos los que sienten la Real ¡Vamos, Real! ¡Aúpa, Real! ¡Vamos, Goazen!”, gritó Alguacil con la misma pasión que lo hacen los fanáticos en las tribunas.

El desahogo de su particular festejo tuvo muchísimos motivos que fueron comentados por Alguacil en su diálogo con los medios: “Es algo grande y lo quiero ofrecer a los médicos, enfermeros y a la gente que está en primera línea peleando, salvando tantas vidas, porque eso sí tiene mérito y también es para todos ellos. Falleció mi tío esta semana por Covid, mi familia ha sufrido, hemos recibido un gran apoyo de mi pueblo y se lo dedico también a todos”, dijo emocionado.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Por último, le agradeció el título a su familia y a los directivos de Real Sociedad: “He salido poco con mi mujer y sólo por el monte, en casa siempre con mascarilla. He estado insoportable en las últimas semanas y ellos han sido los primeros en los que me acordado”. También les dedicó la Copa del Rey al presidente del club Jokin Aperribay y al director de fútbol Roberto Olabe.