Otra copa para Man City, vence 1-0 a Tottenham en Wembley

ROB HARRIS
·2  min de lectura

LONDRES (AP) — El gol de Aymeric Laporte en el tramo final derivó un desenlace habitual para el Manchester City: campeones de la Copa de la Liga.

Por cuarta temporada consecutiva, el equipo de Pep Guardiola cantó victoria en la final del torneo de copa al vencer el domingo 1-0 a Tottenham.

Ante un Tottenham que resistió ante un abrumador asedio del City, Laporte salió al auxilio. El zaguero marcó su segundo gol de la temporada, cabeceando el tiro libre de Kevin De Bruyne a los 82 minutos.

Lo distinto para los finalistas fue jugar frente a espectadores de ambos clubes. Eso no se había visto en el fútbol inglés desde marzo de 2020. Las restricciones por la pandemia permitieron el ingreso de 7.773 aficionados en las gradas del estadio Wembley para presenciar la primera consagración de la temporada.

La otra novedad fue en el banquillo de Tottenham, con Ryan Mason al mando. El técnico debutante de 29 años tomó las riendas del club de Londres tras el despido de José Mourinho el lunes.

El cambio de entrenador no acabó la sequía de trofeos de los Spurs desde que alzaron esta copa en 2008.

Revalidar el título del torneo de copa completó la primera parte de un posible triplete de títulos para los líderes de la Liga Premier. El City se cruzará contra el Paris Saint-Germain en las semifinales de la Liga de Campeones.

“Tenemos que mantener el mismo empuje para ganar más títulos”, dijo Laporte. “Nunca es fácil competir ante un equipo como este. Estamos contentos que hemos podido ganar. Muy contento de ver aficionados aquí. Creo que pudimos tener más. Muy contento de contar con el aliento, de tener a esta bonita afición".

Tottenham no ensayó un remate a puerta hasta los 20 minutos. Y el arquero del City Zack Steffen debió esperar hasta el inicio de la segunda parte para prodigarse por primera vez, al repeler un remate combeado del volante argentino Giovani Lo Celso. Aunque pudo recuperarse de una lesión, el delantero Harry Kane pasó inadvertido.

Las intervenciones del arquero Hugo Lloris mantuvieron de pie a Tottenham hasta que una jugada de pelota detenida abrió el marcador.

Steffen y sus compañeros del City pudieron celebrar el triunfo frente a sus aficionados por primera vez desde el año pasado. Seguidores del City —sometidos a pruebas de coronavirus antes del partido — conformaron un cuarto de los espectadores dentro de un evento piloto para permitir el regreso de más aficionados.

“Estaba como un niño en la mañana de Navidad, desperté emocionado, el fútbol de regreso por primera vez en 13 meses”, dijo Simon Walker, aficionado del City.

Fueron los primeros espectadores desde que se anunció y colapsó el intento de crear una nueva Superliga europea por parte del City, Tottenham y otros 10 clubes europeos la semana pasada y llevó a una oleada de protestas dentro y fuera de Wembley.