COP27, día 3: la ONU apunta contra el greenwashing de las empresas y países del G7 posponen la deuda de los países afectados por los desastres climáticos

La gente se manifiesta por el clima en Zagreb el 8 de noviembre de 2022, mientras se celebran las conversaciones sobre el clima de la COP27 de la ONU en Egipto.
La gente se manifiesta por el clima en Zagreb el 8 de noviembre de 2022, mientras se celebran las conversaciones sobre el clima de la COP27 de la ONU en Egipto. - Créditos: @DENIS LOVROVIC

SHARM EL SHEIKH.- Un nuevo informe presentado en la COP27 propone normas para endurecer las declaraciones de emisiones netas cero de las empresas, los bancos y las ciudades, que a menudo no son más que una forma de greenwashing (etiquetar algo como ecológico o sostenible cuando no lo es), según afirmaron experto de la ONU. Mientras, el Reino Unido anunció que permitirá a los países golpeados por desastres climáticos aplazar por dos años sus deudas, una medida celebrada en el marco del día destinado al financiamiento en la Cumbre del Clima en Egipto.

El informe presentado ayer pretende trazar una “línea roja” en torno a las falsas afirmaciones de progreso en la lucha contra el calentamiento global que pueden confundir a consumidores, inversores y responsables políticos.

Activistas de Greenpeace protestan contra el Greenwashing frente a la sede del Parlamento Europeo en Bruselas (Bélgica)
Activistas de Greenpeace protestan contra el Greenwashing frente a la sede del Parlamento Europeo en Bruselas (Bélgica)

En las negociaciones sobre el clima celebradas el año pasado en Glasgow, el Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, nombró a 17 expertos para que revisaran la integridad de los compromisos de cero neto no estatales, en medio de la preocupación por “un exceso de confusión y un déficit de credibilidad” en torno a las afirmaciones corporativas sobre el clima.

Demasiadas de estas promesas de reducción a cero son poco más que eslóganes vacío y exagerados”, dijo la presidenta del grupo y ex ministra de Medio Ambiente de Canadá, Catherine McKenna, durante una conferencia de prensa ayer para presentar el informe.

Las falsas afirmaciones de cero emisiones [netas] aumentan el coste que, en última instancia, pagará todo el mundo”, afirmó.

Los organismos reguladores de todo el mundo están empezando a establecer normas más estrictas sobre las actividad que pueden considerarse respetuosas con el ambiente, pero los avances son irregulares y los activistas y defensores de los derechos humanos recurren cada vez más a los tribunales para impugnar las afirmaciones poco convincentes.

Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP27)
Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP27) - Créditos: @[e]Sui Xiankai

Este miércoles, los reguladores mundiales de valores propusieron un mayor control del comercio de carbono para evitar el greenwashing utilizado por las empresas para compensar sus emisiones.

La Organización Internacional de Comisiones de Valores (OICV), que agrupa a los reguladores de valores de todo el mundo, formuló recomendaciones para mejorar los mercados de carbono “de cumplimiento” y se cuestionó si los reguladores deberían participar más en los mercados de carbono “voluntarios” (las empresas que compran créditos de proyectos de reducción de emisiones, como las energías renovables o la plantación de árboles, para compensar sus propias emisiones).

En esta misma línea, un funcionario del organismo de control de las empresas de Australia dijo ayer que estaba investigando a varias empresas por greenwashing.

El mes pasado, el organismo de control financiero británico propuso nuevas normas a partir de 2024 para los fondos y sus gestores, con el fin de evitar que los consumidores sean engañados sobre sus credenciales climáticas.

Se calcula que el 80% de las emisiones mundiales están cubiertas por compromisos de alcanzar emisiones netas cero.

El informe establece una lista de recomendaciones que las empresas y otros agentes no estatales deben seguir para garantizar la credibilidad de sus afirmaciones. Por ejemplo, una empresa no puede afirmar que logró las emisiones netas si sigue construyendo o invirtiendo en nuevas infraestructuras de combustibles fósiles, en deforestación u otras actividades dañinas para el ambiente.

Manifestantes gritan consignas el 9 de noviembre de 2022 durante una protesta frente a la sede de la conferencia sobre el clima COP27. El cartel dice "no al financiamiento por falsas acciones"
Manifestantes gritan consignas el 9 de noviembre de 2022 durante una protesta frente a la sede de la conferencia sobre el clima COP27. El cartel dice "no al financiamiento por falsas acciones" - Créditos: @FAYEZ NURELDINE

El estudio también descarta el uso de créditos de carbono baratos para compensar las emisiones continuas como una estrategia para alcanzar las cero emisiones netas e insta a que las entidades no estatales se centren en sus emisiones absolutas.

Por último, condena las presiones de estas entidades no estatales sobre las autoridades gubernamentales para que no sigan sus políticas ambientales.

La investigación es “potencialmente muy significativa, dependiendo de la tracción que tenga”, dijo Eric Christian Pedersen, jefe de inversiones responsables de Nordea Asset Management.

“Si este informe se convierte en una norma legal con la que se puede medir si un compromiso de cero emisiones es de buena fe o no, entonces... puede proporcionar munición para las demandas y la acción reguladora que tanto se necesitan para encarecer la ausencia de acción climática a nivel individual de las empresas”, agregó.

El informe “ofrece a las empresas, los inversores, las ciudades y las regiones -y, por ende, a los países- una declaración clara de lo que es ‘bueno’”, afirmó Thomas Hale, investigador de políticas públicas globales en la Universidad de Oxford y codirector del proyecto Net Zero Tracker, que mide la eficacia de tales compromisos.

Financiamiento

En el marco del tercer día de la Cumbre del clima, en el que el tema de la jornada es el financiamiento, el enviado de Estados Unidos para el clima, John Kerry, anunció la creación de un plan de compensación de emisiones de carbono destinado a ayudar a los países en desarrollo a acelerar su transición para abandonar los combustibles fósiles.

Kerry lanzó el Acelerador de la Transición Energética (ETA, por su sigla en inglés) con la intención de financiar proyectos de energía renovable y acelerar la transición a la energía limpia en los países en desarrollo.

Un niño se sienta dentro de una canoa con botellas de plástico vacías que ha recogido para venderlas para su reciclaje en la barriada flotante de Makoko en Lagos, Nigeria, el martes 8 de noviembre de 2022.
Un niño se sienta dentro de una canoa con botellas de plástico vacías que ha recogido para venderlas para su reciclaje en la barriada flotante de Makoko en Lagos, Nigeria, el martes 8 de noviembre de 2022. - Créditos: @Sunday Alamba

Estados Unidos desarrollará el programa con el Bezos Earth Fund y la Fundación Rockefeller, con aportaciones de los sectores público y privado, que funcionaría hasta 2030 y posiblemente se extendería hasta 2035.

Kerry dijo que Chile y Nigeria están entre los países en desarrollo que han mostrado un interés temprano en la ETA, y que Bank of America, Microsoft, PepsiCo y Standard Chartered Bank han manifestado su interés en “informar sobre el desarrollo de la ETA”.

Nuestra intención es poner el mercado del carbono a trabajar para desplegar el capital que acelere la transición de la energía sucia a la limpia, concretamente para retirar la resistente energía generada por carbón y acelerar el desarrollo de las energías renovables”, dijo el miércoles en la presentación del evento.

En tanto, el Reino Unido anunció que permitirá algunos aplazamientos de los pago de deuda para los países afectados por los desastres climáticos, mientras que Austria y Nueva Zelanda propusieron financiación para pérdidas y daños, informó The Guardian.

Mia Mottley, primera ministra de Barbados, habla en la COP27 de la ONU.
Mia Mottley, primera ministra de Barbados, habla en la COP27 de la ONU. - Créditos: @Peter Dejong

El gobierno británico dijo que su agencia de crédito a la exportación, que presta dinero a los compradores extranjeros de bienes y servicios británicos, se convertirá en la primera agencia en incluir “cláusulas de deuda resiliente al clima” en sus préstamos, que suspenderán el pago de la deuda durante dos años si un país se ve afectado por una catástrofe climática, profundizó el medio.

Este miércoles se sumó a este esfuerzo la Asociación Internacional de Mercados de Capitales (ICMA), que introdujo nuevas “cláusulas de deuda resistente al clima” (CDRC) que los países pueden incluir en los bonos del Estado que venden para obtener dinero en los mercados internacionales de capitales.

Las crisis climáticas son cada vez más frecuentes y graves, por lo que estamos apoyando a los países más afectados”, dijo James Cartlidge, ministro del Tesoro del Reino Unido. “Tras una catástrofe, se enfrentan a dolorosos compromisos entre la reconstrucción de sus comunidades y el pago de la deuda”.

La Agenda de Bridgetown impulsada por la primera ministra de Barbados, Mia Mottley, que propone amplias reformas para el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y otros bancos multilaterales de desarrollo, fue respaldada por Francia en la COP27, un avance significativo mientras otros 10 países del G7 presionan para que los bancos se reformen.

Solo un banco multilateral incluye cláusulas climáticas.

Agencia Reuters