"Yo no coordino a nadie, ni siquiera a mis hijos"

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, julio 9 (EL UNIVERSAL).- "Yo no coordino ahora a nadie, ni siquiera a mis hijos y a mis nietos", fue la respuesta en una carta enviada el 4 de diciembre de 1995 por el expresidente Luis Echeverría Álvarez al expresidente Carlos Salinas de Gortari, quien lo acusó de emprender una campaña desestabilizadora en su contra.

En la misiva, Echeverría expuso: "Ha dicho el señor licenciado Carlos Salinas de Gortari, que, en estos días, encabezo una ofensiva política en su contra".

"Afirma que sus "principales impugnadores recientes" los señores licenciados Augusto Gómez Villanueva, Porfirio Muñoz Ledo, Adolfo Aguilar Zínser e Ignacio Ovalle son coordinados por mí ya que fueron mis colaboradores.

Lo fueron efectivamente, siempre con lealtad, hasta hace 19 años, señala el breve texto firmado por el exmandatario y fechado en San Jerónimo Lídice.

"Yo no coordino ahora a nadie, ni siquiera a mis hijos y a mis nietos, que son muchos, y que se hallan dedicados a sus profesiones, trabajos y estudios, afrontando sus respectivas responsabilidades. Nada está más lejos de la realidad de lo que opina el señor licenciado Salinas de Gortari", concluyó.

Días antes, el expresidente Salinas, quien acaba de terminar su sexenio, acusó que los ataques que sufre desde que dejó la presidencia van más allá de la crítica razonada a su gestión; es la prolongación de una campaña desestabilizadora que se inició en 1994, último año de su mandato, por parte de aquellos sectores que vieron en las reformas políticas y económicas de su Gobierno una amenaza a sus intereses.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.