Coordinan esfuerzos para encontrar al activista yaqui Tomás Rojo

·3  min de lectura

BÁCUM, Son., mayo 28 (EL UNIVERSAL).- Con el apoyo de las fuerzas armadas de México y de la Comisión Estatal de Búsqueda, la Fiscalía de Sonora coordina las indagatorias para localizar al activista defensor de la tierra, el agua y los derechos de la etnia Yaqui, Tomás Rojo, reportado como desaparecido por su familia.

La noche 27 de mayo, el vocero de la tribu que también se dedica a la gestión de proyectos para las comunidades Yaquis, fue reportado por su hija Pamela Samatra.

El líder Yaqui salió de su domicilio en Vícam, a las 5:00 horas del jueves para ejercitarse físicamente y desde entonces su familia desconoce dónde se encuentra.

En la Agencia del Ministerio Público del Fuero Común de Bácum, se inició la carpeta de investigación SON/COB/FGE/2021/106/25071, CI/COB/106/115/00276/05-2021.

La Fiscalía informó que el Agente del Ministerio Público, elementos de la Agencia Ministerial de Investigación Criminal (AMIC) y de Servicio Periciales, encabezan operativo de búsqueda en la región para dar con el paradero de Tomás Rojo de 54 años de edad.

Participan elementos AMIC, Sedena, Marina, Guardia Nacional, Policía Estatales de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y de la Policía Municipal.

Tomás Rojo, es de aproximadamente 1.85 metros de estatura, tez morena clara, delgado, cabello corto cano, ojos medianos café claros, nariz alargada, bigote abundante, viste pants negro, suéter gris, tenis negros y lleva en el cuello un pañuelo rojo.

Se pide que cualquier información sobre su paradero se puede proporcionar al número de Emergencias 9-1-1, al 089 de denuncias anónimas.

¿Quién es Tomás Rojo? El activista Tomás Rojo ha encabezado y participado en luchas por la defensa del agua, la tierra y la autonomía de las comunidades yaquis.

Los ocho pueblos yaquis pertenecen a tres municipios diferentes: Pueblo de Vícam Primera Cabecera, Tórim, Pótam, Rahúm, Huirivis y Belem, al Municipio de Guaymas Sonora; Loma de Bácum, al Municipio de Bácum y Loma de Guamúchil (Cócorit) al Municipio de Cajeme; ninguno ha atendido sus necesidades básicas.

La tribu es dueña del 50 por ciento de las aguas de la Presa Álvaro Obregón que se sirve del Río Yaqui, y carecen de agua potable, ni uno de los ocho pueblos yaquis tiene agua entubada.

Actualmente la Tribu Yaqui cuenta con territorio y aguas propias, teniendo reconocimiento mediante Decreto presidencial establecido por el gobierno de Lázaro Cárdenas (1937-1940).

El territorio total aproximado es de 485 mil hectáreas, de las cuales 33 mil 396 Has. son superficie para el cultivo. La mayoría de la tierra se encuentra rentada.

La tribu yaqui mantiene los bloqueos carreteros desde el 2012, en protesta a la construcción del Acueducto Independencia y después a su operación.

Al principio el cobro de paso por la Carretera Federal México 15, era voluntario y era mediante un cordón grueso con nudos; hoy en día tienen hasta cinco retenes con cobros obligatorios entre los 50 y los 200 pesos para automovilistas y conductores de tracto camiones.

En junio del 2013, cuando gobernaba el panista Guillermo Padrés, se le giró una orden de aprehensión junto a otros tres líderes comunitarios que desde el 2010 se oponían a la construcción del Acueducto Independencia que actualmente trasvasa agua para consumo humano de los habitantes de la capital de Sonora.

Fueron acusados de robo de vehículo y secuestro contra otro integrante de la etnia. Mario Luna, también vocero de la tribu fue aprehendido.

Tomás Rojo Valencia, líder de la tribu se refugió en la Ciudad de México y volvió del auto exilio a su tierra, Sonora, en octubre 2015 cuando asumió el gobierno Claudia Pavlovich.

En el 2016, cuando integrantes de la etnia quedaron divididos por la construcción del gasoducto fue desconocido como interlocutor por los opositores a la obra.

Se ha reconocido como líder y mediador entre autoridades tradicionales e indígenas. Se dedica a realizar proyectos en beneficio de las comunidades Yaquis.