Convocan a protestas por asesinato de 4 mujeres en QR

·2  min de lectura

CANCÚN, QR., marzo 28 (EL UNIVERSAL).- La Red Feminista Quintanarroense (RFQ) convocó a la realización de una jornada de protestas, a partir de mañana, en diferentes municipios del estado por el asesinato de cuatro mujeres durante este fin de semana, una en Holbox, otra en Tulum y en un doble crimen en la ciudad de Cancún.

Las 26 colectivas que conforman la Red condenaron los crímenes cometidos y reprocharon el silencio del gobernador del estado, Carlos Joaquín González, ante los hechos que han provocado que "el paraíso huela a sangre".

"Hoy exigimos al gobernador Carlos Joaquín que tome cartas en el asunto, que deje de simular un trabajo a favor de las mujeres", expresaron, al enunciar el feminicidio de Karla, en Holbox y el "asesinato policial" en Tulum, en agravio de una mujer.

Además, dijeron tener conocimiento del asesinato de dos mujeres más, una de ellas de 18 años, cuyo cuerpo fue encontrado hoy en un lote de la delegación de Alfredo V. Bonfil; y otro, cometido en el fraccionamiento Paseos Kusamil, en la ciudad Cancún.

De estos dos últimos crímenes, reclamaron el "total hermetismo" en que se han mantenido y la opacidad de las autoridades para informar a la comunidad sobre los hechos, pues aún no se hacen públicos.

En cuanto al caso de Tulum, consideraron que es resultado y muestra de la "nula capacitación y garantía de los Derechos Humanos, y la inexistencia de protocolos de detención", con perspectiva de género.

"El uso de la brutalidad policiaca es el referente de un estado fallido", expresaron, al recordar que desde el 2017 se decretó la Alerta de Violencia de Género en cinco municipios de la entidad.

Al respecto, el gobierno de Tulum informó que todo ocurrió a partir de un reporte recibido sobre "alteración en la vía pública y agresión", en donde una mujer estaba "agrediendo a trabajadores y transeúntes" en una tienda Oxxo ubicada en la colonia Tumben Ka.

De acuerdo con la versión oficial, cuando los elementos de la policía municipal llegaron al lugar, la mujer no estaba alcoholizada, pero sí mostró un comportamiento "agresivo", por lo cual fue sometida por cuatro agentes. Ya en el suelo, esposada, boca abajo la mujer se quejaba, mientras una policía se colocó de rodillas sobre su espalda para inmovilizarla.

"Posteriormente se desmayó, la subieron a la Unidad y en el camino comenzó a convulsionarse; le quitaron las esposas y la trasladaron al centro de salud; demoraron en ingresarla y, cuando llegó la ambulancia, la declaró sin signos vitales", se indica en el reporte.