Convocan a nuevas protestas en Egipto

EL CAIRO, Egipto (AP) — Varios cientos de personas marcharon hacia el palacio presidencial de El Cairo el domingo para protestar por la decisión del presidente de mantener en pie el referendo del 15 de diciembre sobre un polémico proyecto de constitución.

Las protestas fueron notablemente menores que las organizadas la semana pasada, posiblemente reflejando la reacción de la oposición después de las concesiones parciales del presidente Mohamed Morsi, quien cumplió una de las demandas de la oposición al anular sus decretos del 22 de noviembre que le daban poderes casi irrestrictos. Sin embargo, insistió en seguir adelante con el referéndum sobre una constitución adoptada apresuradamente por sus aliados islamistas el mes pasado.

"Esto ha confundido a muchos, quienes optaron por quedarse en casa", dijo Tarek Shalaby, manifestante y miembro del grupo denominado Revolucionarios Socialistas. "Pero debemos mantener la presión. No podemos perder nuestro impulso".

Agregó que no ha decidido si votará o boicoteará el referendo.

El Frente de Salvación Nacional, también opositor, convocó a sus seguidores a manifestarse en contra del referéndum.

Según la oposición, el hecho que Morsi haya rescindido sus decretos fue un gesto vacío, puesto que dichos decretos han logrado ya su principal objetivo de asegurar la adopción del proyecto de constitución. Los decretos habían prohibido a los tribunales la disolución de la Asamblea Constituyente que aprobó la carta y además neutralizaron al poder judicial haciendo a Morsi inmune a su supervisión.

De cualquier manera, la anulación de los decretos podría persuadir a muchos jueces de abandonar una huelga que iniciaron hace dos semanas en protesta por lo que sus líderes llamaron un asalto de Morsi en contra del poder judicial. El final de su huelga significaría que supervisarían el voto del 15 de diciembre como está estipulado en Egipto.

Si el referéndum se lleva a cabo, la oposición enfrentaría un nuevo reto, ya sea hacer campaña para un voto negativo o bien boicotear el proceso completo. Una baja asistencia o la aprobación de la carta por un pequeño margen generarían dudas sobre la legitimidad de la constitución.

Fueron los decretos los que, desde un principio, desataron la ola de protestas en contra de Morsi que han llenado las calles con decenas de miles de personas las últimas semanas. Pero la premura en la aprobación de la constitución encendió más a quienes sienten que Morsi y sus aliados islamistas, incluyendo la Hermandad Musulmana, están monopolizando el poder en Egipto e intentan incluir su agenda a la fuerza.

Cargando...

 

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK