Boluarte reclama "justicia rápida" para las 28 víctimas en las protestas de Perú

Lima, 3 ene (EFE).- La presidenta de Perú, Dina Boluarte, reclamó este martes una "justicia rápida" que dé respuesta a los familiares de los 28 manifestantes muertos durante las protestas antigubernamentales desatadas tras el fallido autogolpe de Estado del exmandatario Pedro Castillo y que diversas organizaciones han vuelto a convocar para este miércoles.

"Queremos justicia rápida para los familiares de nuestros compatriotas que fallecieron durante los actos de protesta. Ello evitará la inmunidad y contribuirá a la paz social que tanto necesitamos", afirmó Boluarte en su discurso durante la ceremonia de apertura del año judicial.

Del mismo modo, la presidenta acompañada por otras autoridades como el presidente del Congreso, José Williams, y la fiscal general, Patricia Benavides, además de ministros, diplomáticos y representantes de otras instituciones, solicitó una justicia "imparcial y oportuna" que proteja a quienes "no tienen voz".

Boluarte también pidió un sistema que, con la toma de posesión del nuevo presidente de la Corte Suprema y el Poder Judicial, Javier Arévalo, "se ponga de pie de manera firme y decidida cuando alguien pretenda pisotear" a las instituciones del Estado.

En referencia a Arévalo, la presidenta deseó los "mayores éxitos" al nuevo presidente del Poder Judicial en la "gran tarea de garantizar y brindar una justicia oportuna y eficaz".

A su vez, la primera presidenta de la historia de Perú ratificó su "pleno respeto a la separación e independencia de poderes, pilar fundamental del sistema democrático".

Además, Boluarte destacó el papel de la expresidenta del Poder Judicial Elvia Barrios y de la fiscal de la nación, Patricia Benavides, en la "defensa de la legalidad y del orden democrático" durante sus mandatos.

Estas palabras fueron recibidas con aplausos por parte de los asistentes a la ceremonia de apertura del año judicial celebrada en el Palacio Nacional de Justicia de Perú.

Boluarte, entonces vicepresidenta de Castillo, y Barrios rechazaron el intento fallido de autogolpe de estado del exmandatario, poco después de que este anunciara la disolución temporal del Congreso, declarara en "reorganización" el sistema judicial y convocara un ejecutivo de emergencia que iba a gobernar por decreto.

Estas declaraciones de la jefa de Estado peruano se adelantan un día al fin de la tregua navideña de las protestas antigubernamentales.

Este miércoles, diversos sindicatos y organizaciones sociales, principalmente en la zona sur del país, foco de las movilizaciones sociales, han convocado a sus simpatizantes para tratar de reactivar las manifestaciones.

Por estos motivos, el ministro de Interior, Víctor Rojas, viajó este domingo a los sureños departamentos de Puno y Arequipa para dialogar con distintas autoridades locales para dar respuesta a posibles escaladas de violencia.

Las protestas exigen la destitución de Boluarte y del Gobierno que ella denomina de "transición", el cierre del Congreso, el adelanto electoral y la convocatoria de una asamblea constituyente.

(c) Agencia EFE