Convocan a una audiencia pública para subir las tarifas de gas

Sofía Diamante
·3  min de lectura
El Enargas busca aumentar las tarifas de gas entre 7% y 9%, pero la secretaría de Energía propondría una suba mayor
Fuente: Archivo

El Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) convocó hoy a una audiencia pública para el 16 de marzo para aumentar los componente de transporte y distribución de las tarifas de gas. Se trata de un segmento que representa alrededor del 30% de precio final de la factura.

La semana pasada había sido la Secretaría de Energía quien convocó a otra audiencia pública, en ese caso para determinar qué porcentaje del precio que se le pagará a las productoras por el gas lo financiarán los usuarios con tarifas, y cuánto lo cubrirá el Estado con subsidios. El valor del suministro refleja alrededor del 50% del precio de la tarifa final.

Tarifas, un foco de tensión entre Martín Guzmán y el Instituto Patria

"La Audiencia Pública se celebrará el 16 de marzo de 2021 virtualmente desde la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, se iniciará a las 9:00 hs, y la participación de los interesados será exclusivamente de manera virtual o remota, conforme los considerandos del presente acto", dice la resolución del Enargas, que se publicará mañana en Boletín Oficial.

Las tarifas de gas están congeladas desde abril de 2019. Mientras que las productoras -entre las que se encuentran YPF, Tecpetrol, Total, Wintershall y Pluspetrol- ya arreglaron un precio promedio que recibirán por el suministro, las empresas distribuidoras (Metrogas, Camuzzi y Naturgy, entre otras) y las transportistas (TGN y TGS) no tienen un actualización de sus valores desde hace casi dos años.

Esto generó una ruptura en la cadena de pagos el año pasado, cuando Metrogas anunció que debía refinanciar sus obligaciones con las productoras, luego de que no alcanzara a cubrir los gastos en el invierno. Para este año, con una inflación acumulada del 70% desde la última actualización, la ruptura en la cadena de pagos podría alcanzar a otras compañías, a las que no les alcanzan los ingresos para cubrir sus costos.

Según fuentes del mercado, la idea del Enargas es otorgarles un incremento de entre 25% y 30% a las distribuidoras y transportistas, lo que reflejaría un aumento final de las tarifas del 9% aproximadamente.

Sin embargo, si la Secretaría de Energía decide avanzar también con el aumento de precios en el componente del gas, el incremento final de las tarifas de gas podría alcanzar al 30%. En relación con el verano pasado, las facturas reflejarían una suba mayor, ya que en el invierno además se quintuplica la demanda residencial de gas, por lo que la factura subiría por precio y cantidad.

Por el Plan Gas que lanzó el Gobierno a fines del año pasado, se acordó que las petroleras recibirán un precio promedio US$3,5 el millón de BTU (medida inglesa que se utiliza en el sector). Este valor aumenta a US$4,55 para la oferta de gas de invierno, cuando se incrementa la demanda.

Dólar blue hoy: a cuánto cotiza el lunes 22 de febrero

En diciembre pasado, los usuarios pagaban con sus tarifas US$2,3 el millón de BTU. El resto lo cubría el Estado con subsidios. El problema es que cada vez que se devalúa la moneda, como las tarifas tienen un precio fijo en pesos, la recaudación alcanza para cubrir una parte menor de ese precio final. Hoy, por ejemplo, los usuarios pagan US$2,15. Es decir, cada vez que sube el dólar, el Tesoro tiene que girar más transferencias.

Por lo tanto, de no actualizar las tarifas, y si el dólar finaliza a un valor de $102,4 a fin de año, como proyectó el ministro de Economía, Martín Guzmán, el usuario terminará pagando US$1,87 el millón de BTU. En los cálculos que hacen en la cartera económica, para que los subsidios no aumenten en porcentaje del PBI, el precio que pagan los usuarios debería aumentar al menos un 35%, para que sigan cubriendo US$2,3 del precio final.

Todavía no se sabe qué definirá la vicepresidenta Cristina Kirchner sobre este tema, que es quien tiene la última palabra en tema de tarifas. Según el manual peronista, que repiten los funcionarios cercanos a la expresidenta, "no se aumentan tarifas en un año electoral".