Convocan a una "asamblea de paz" para resolver el conflicto cocalero en Bolivia

·3  min de lectura

La Paz, 29 sep (EFE).- La cuestionada dirigencia cocalera de la Asociación Departamental de Coca de La Paz (Adepcoca), presidida por el dirigente Arnold Alanez, convocó este miércoles a una "asamblea de paz" para resolver las tensiones que hace más de una semana ha enfrentado a un bloque disidente con la Policía en Bolivia.

En una rueda de prensa en La Paz, Alanez llamó a una "asamblea general de socios" en una cancha de fútbol en las afueras de La Paz y en la que, según el documento de la convocatoria, están invitados a participar el presidente del país, Luis Arce, junto al ministro de Desarrollo Rural, Remy Gonzales.

"Muy pronto llegaremos a la unidad y daremos muy buenas noticias", dijo el cuestionado dirigente acusado de ser afín al Gobierno y de pertenecer a una "zona roja" o no tradicional de cultivos de coca.

Pese a esto, Alanez en una entrevista con Efe aseguró que "no les interesa si el Gobierno respalda o no respalda" su dirigencia, "lo que les interesa es el respaldo de la base" que los ha elegido y que "no nos ha puesto el Gobierno".

Alanez mencionó que en las últimas horas ha mantenido reuniones con varios sectores de las zonas productoras de coca y que "las bases se han dado cuenta" de quiénes son los responsables de la "violencia" durante las jornadas en las que cocaleros y policías han intercambiado dinamitazos y gases lacrimógenos.

Entretanto, el Comité de Autodefensa que representa los intereses de los cocaleros que cuestionan a Alanez decidió reforzar sus medidas de presión, acercarse a los medios para demostrar con la "documentación respectiva" que el nuevo dirigente no es afiliado y que el bloque en protesta tiene el derecho a recuperar la sede de Adepcoca.

En esa sede, ubicada en la zona de Villa Fátima de La Paz, funciona uno de los mercados legales junto al de Sacaba en Cochabamba para la venta de hoja de coca con fines tradicionales, rituales y medicinales.

En esta jornada hubo nuevamente enfrentamientos entre cocaleros que rechazan al bloque de Alanez con la Policía en Villa El Carmen, un barrio contiguo al sector en el que está el mercado de Adepcoca.

Antes de la detonación de los primeros explosivos y del uso de los gases, una mujer que se identificó como comerciante se arrodilló ante los manifestantes para pedir el cese del conflicto puesto que "vive del día" y que no ha podido trabajar por estos enfrentamientos.

Las jornadas de tensión han dejado infraestructura dañada por las detonaciones y hasta un piso de un edificio incendiado que se cree que se debió a una granada de gas mal dirigida además de decenas de comercios que han tenido que cerrar.

Las diferencias entre los cocaleros de Los Yungas afines y detractores al oficialismo viene desde 2019 por pugnas dirigenciales entre bloques de cocaleros críticos y afines al Gobierno.

Hace más una semana, Alanez fue elegido como máximo dirigente por aclamación y durante una asamblea que se celebró en una cancha de fútbol en La Paz sin la presencia de los afiliados de las provincias, según el bloque opositor, y tras intentos de elecciones que fracasaron.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.