El increíble convenio de trabajo de Mercadona: excedencias de más de una década y pluses jugosos

Borja González
·3  min de lectura
VALENCIA, VALENCIAN COMMUNITY ,SPAIN/APRIL 20: The President of Mercadona, Juan Roig, greets during a press conference, on April 20, 2021, at the Fuente del Jarro Industrial Estate, Paterna, Valencia, Valencia, (Spain). During the meeting, Roig reported on the current and future situation of Mercadona's 5 Components and communicated the company's financial data for the financial year 2020 and the forecasts for 2021. (Photo By Rober Solsona/Europa Press via Getty Images)
Juan Roig, presidente de Mercadona durante la presentación de resultados del pasado curso fiscal, el del 2020. (Foto: Rober Solsona/Europa Press vía Getty Images)

El milagro Mercadona llega hasta la Harvard Business Review, una de las revistas de negocios más influyentes del sector a nivel mundial, que se deshace en elogios ante el desarrollo de la empresa española y la forma en que lo ha conseguido, con unas prestaciones inigualables en su esfera.

Más allá de que convierta en una mina de oro a los proveedores que se asocian a ella y de su interacción constante con sus "jefes" -así llaman a sus clientes-, con el fin de mejorar sus productos y satisfacer sus gustos, la publicación hace hincapié en que, pese a ser el mayor empleador de España, mantiene unas condiciones laborales sorprendentes.

Desde Harvard ensalzan que su éxito se basa en la fuerza laboral, puesto que la cadena "usa las habilidades creativas y de resolución de sus empleados para sugerir mejoras en productos, embalajes y transporte", y que todo ello ya "ha ahorrado a la compañía millones de euros". Además señalan que "los empleados están facultados para ordenar productos y presentarlos de una manera que satisfaga a sus clientes y mejore el desempeño de la empresa".

La frase que debe calar en Mercadona del análisis del magacín es, sin duda, esta: "ha sabido convertir trabajos malos en buenos trabajos". Es decir, es una de las empresas más solicitadas por los españoles para desarrollarse profesionalmente, cuando el trabajo de supermercado está considerado socialmente, en general, como poco gratificante.

Todo reside en el convenio de trabajo vigente, firmado en 2019 por la empresa, CCOO y UGT, que representa el más avanzado del sector.

Entre las prestaciones de las que puede disfrutar un empleado de Mercadona está la de diferentes excedencias, como la de cuidado de los hijos, que puede llegar a extenderse hasta 12 años. En este caso, el puesto de trabajo se guarda durante un año, pero los restantes también aseguran un trabajo dentro del mismo grupo.

Otro caso similar es el de la excedencia para el cuidado de personas dependientes, que pueden extenderse hasta los cinco años.

Tampoco deja de lado a las víctimas de violencia de género. Las excedencias en este caso son de hasta 18 meses.

Aparte, también está excedencia voluntaria habitual de hasta cinco años.

La flexibilidad llega incluso a la posibilidad de reducción de jornada para trabajadores con menores o personas dependientes a su cargo.

En cuanto a los pluses, Mercadona tampoco se queda atrás. Lo habitual en cualquier compañía es gozar de doce pagas más dos extraordinarias; pues la de Juan Roig añade una extraordinaria más. Además, si se cumplen los objetivos pactados, los trabajadores perciban otra extra.

Llama la atención el plus del idioma: los gerentes que hablen inglés reciben 255 euros más al mes.

En otro orden de cosas, los empleados que trabajen en festivos tendrán la posibilidad de librar el doble de horas o cobrar el equivalente a 6 euros por cada una trabajada.

Otro detalle que les distinguió en el sector es que, en 2020, Mercadona implantó la jornada laboral de cinco días, con dos de libranza. Pero el mayor progreso se encuentra en los fines de semana largos: durante ocho veces al año, los empleados podrán librar sábado, domingo y lunes seguidos, algo inédito en el sector.

Roig siempre intenta mantenerse a la vanguardia en el mundo de los negocios en todos los ámbitos, tanto en Mercadona como en Lanzadera y Angels. De hecho, la cadena valenciana fue una de las primeras empresas en los noventa en hacer fijos a todos sus trabajadores.

Siempre se puede mejorar y exigir es el camino a seguir, pero a día de hoy Mercadona es uno de los pocos empleadores en España que ofrecen estabilidad a sus trabajadores. Estos, son los que tienen que mantenerse al pie del cañón para que este convenio, en unos años, se quede en anecdótico.

Más historias que te pueden interesar: