Controversia en Ohio por armas en escuelas

ANDREW WELSH-HUGGINS
·2  min de lectura

COLUMBUS, Ohio, EE.UU. (AP) — Un distrito escolar de Ohio que aprobó el porte de armas para empleados de escuelas tras un ataque armado está luchando contra un fallo judicial que prohíbe eso a menos que tales empleados primero pasen por un curso de entrenamiento de nivel policial.

El distrito escolar Madison, en el sudoeste de Ohio, permitió a sus empleados portar armas tras un incidente en 2016 en que dos estudiantes fueron heridos a tiros por un chico de 14 años. Un grupo de padres demandó al distrito escolar en septiembre de 2018, exigiendo que se le prohíba a los docentes portar armas a menos que tengan entrenamiento profesional.

Un juez desestimó la demanda, afirmando que los docentes no están obligados a pasar por tal entrenamiento porque no son agentes del orden. Las normas del distrito establecen que toda persona que lleve un arma debe pasar por 24 horas de entrenamiento.

Los padres apelaron al Tribunal de Apelaciones de 12do Distrito, que en marzo falló que, según las leyes de Ohio, todo el que porte armas en escuelas tiene que haber pasado por un mínimo de 728 horas de entrenamiento.

El Tribunal Supremo de Ohio escuchaba este martes los argumentos en el caso.

Los padres insisten en que el tribunal de apelaciones es el que está en lo cierto, señalando que las leyes del estado son claras al prohibir el porte de armas a todo empleado escolar que no haya pasado por entrenamiento policial.

Los padres “temen accidentes trágicos y fatales que podrían ocurrirle a sus hijos si hay docentes que, sin el entrenamiento debido, estén portando armas todos los días, a toda hora, en las aulas de clase y áreas de esparcimiento”, escribieron los abogados en un pliego al tribunal entregado en octubre.

Los padres señalan que no están en contra del derecho de poseer armas y que, de hecho, muchos de ellos tienen pistolas.

El distrito sostiene que la ley actual no estipula el entrenamiento exhaustivo exigido por los padres.