Control del cáncer: cuánto se avanzó en 50 años

·5  min de lectura
Control del cáncer: cuánto se avanzó en 50 años
Control del cáncer: cuánto se avanzó en 50 años


Según un nuevo informe de la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society) las tasas de mortalidad de muchos tipos de cáncer se han desplomado, pero algunas están en aumento.

En Estados Unidos, las tasas de mortalidad de todos los cánceres en conjunto se han reducido desde la aprobación de la Ley Nacional del Cáncer (National Cancer Act) de 1971, en según el informe. Por ejemplo, en 2019, las muertes por el cáncer de pulmón se habían reducido en un 44 por ciento respecto al máximo en 1993. Pero las tasas de mortalidad eran más altas que en 1971 para los cánceres de páncreas, esófago y cerebro.

"Estamos haciendo progresos debido al aumento en la inversión para la prevención del cáncer, la detección temprana y también los tratamientos mejorados, pero todavía hay lagunas en la reducción [de las tasas de mortalidad]", señaló el autor sénior, el Dr. Ahmedin Jemal, vicepresidente sénior de la Sociedad Americana Contra El Cáncer.

Además de las diferencias según los tipos de cáncer, el número de muertes también difieren según la región geográfica. Notablemente, las muertes por cáncer en la parte sur de Estados Unidos fueron más altas que en otras partes del país.

Al explicar la disparidad, el presidente de la Asociación Amricana contra el Cáncer dijo que muchas personas que residen en el sur del país carecen de acceso a una atención de calidad, debido al nivel de pobreza. También podrían tener problemas para encontrar a médicos que acepten Medicaid, el programa del gobierno para las personas de bajos ingresos.

Menos tabaco y más pruebas médicas

Un factor que contribuye al declive de las tasas de mortalidad en general es la cesación del tabaquismo, según el informe. En 1965, un 42 por ciento de los estadounidenses fumaban, frente a un 14 por ciento en 2018.

Los declives en las muertes por los cánceres de mama, cuello uterino, colon y próstata se deben en parte a las pruebas y a la detección temprana.

En particular, el informe anotó que las pruebas de cáncer de colon conformaron un 50 por ciento de los declives en las muertes por el cáncer entre 1975 y 2002.

El informe coincide con el 50 aniversario de la Ley Nacional del Cáncer de Estados Unidos. Con los fondos que provee, el presupuesto del Instituto Nacional del Cáncer se multiplicó por 25 a lo largo del periodo, de 227 millones de dólares en 1971 a 6 mil millones de dólares en 2019.

Avances en el tratamiento

El Dr. Anthony D'Amico, profesor de oncología de la radiación de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, en Boston, anotó que los mayores avances se han logrado en los cánceres para los que los médicos realizan pruebas con la mayor frecuencia, pero que los avances en el tratamiento del cáncer también tienen un rol.

"Creo que los avances en el cáncer de estómago, la leucemia y el cáncer de ovario están más relacionados con los avances en el tratamiento, y no todo el declive en los cánceres de pulmón, próstata y colorrectal se debe a las pruebas, sino que parte se debe a los avances en el tratamiento", planteó D'Amico.

Las mejoras en la cirugía, la radioterapia, la quimioterapia, la medicina de precisión y las terapias combinadas han ayudado a mejorar la supervivencia, según el informe.

"Los médicos han hecho su trabajo en términos de crear mejores tratamientos", dijo D'Amico. "Pero no es suficiente. Todavía hay que asegurarse de hacerse las pruebas de detección, ya sea para el cáncer de pulmón, el de mama, el de próstata, el colorrectal o el de cuello uterino".

Espera que pronto haya disponible pruebas de detección para otros cánceres, como el cáncer de páncreas, que puedan ayudar a reducir las tasas de mortalidad incluso más.

Cobertura de salud accesible

Para los próximos 10 años se esperan avances en otros tipos de cáncer, quizá a través de biopsias líquidas, que permitirán un diagnóstico prematuro y más rápido.

Otro factor que probablemnte contribuyó a tasas de mortalidad más bajas es la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (Affordable Care Act, ACA), que podría haber mejorado el acceso a la atención del cáncer de muchos estadounidenses que carecían de seguro, según el informe.

Junto con las pruebas y el tratamiento, reducir las muertes por el cáncer también depende de mejorar la salud del país, añadió.

"Si de verdad deseamos observar declives absolutos en las muertes por cáncer, pienso que debemos enfocarnos en los determinantes sociales de la salud", dijo Jemal. "Debemos aumentar la inversión en la prevención y el control del cáncer".

A pesar del progreso en la reducción de las muertes por cáncer, un experto advirtió de un posible aumento debido a la pandemia de COVID-19.

"Es demasiado pronto para decirlo, pero será importante estudiar el impacto de la pandemia en [las tasas de mortalidad por] el cáncer, ya que la COVID ha tenido un efecto nocivo en las pruebas de detección y el tratamiento del cáncer en los últimos 18 meses", enfatizó el Dr. Louis Potters, vicepresidente sénior y subjefe médico del Instituto Oncológico de Northwell Health en Lake Success, Nueva York.

Potters apuntó que el progreso que detalla el informe demuestra el potencial de éxitos en la salud pública.

"Con 600,000 muertes por cáncer al año, el impacto de los últimos 50 años ha sido tremendo, pero sigue habiendo oportunidades para hacerlo incluso mejor", aseguró.

"Es un maratón, no una carrera corta, como sugieren los datos", añadió Potters. "Añadir a los primeros 50 años la prevención, el análisis genético para identificar el riesgo temprano, los nuevos métodos para la detección temprana y entonces los avances en el tratamiento tendrá un impacto tanto en la calidad de la atención como en la calidad de vida de los pacientes con cáncer o los que están en riesgo".

Los hallazgos se publicaron en la edición en línea del 11 de noviembre de la revista JAMA Oncology.

Más información sobre cáncer aquí

FUENTES: Ahmedin Jemal, DVM, PhD, senior vice president, surveillance and health equity science, American Cancer Society; Louis Potters, MD, senior vice president and deputy physician-in-chief, Northwell Health Cancer Institute, Lake Success, N.Y.; Anthony D'Amico, MD, PhD, professor, radiation oncology, Harvard Medical School, Boston; JAMA Oncology, Nov. 11, 2021, online

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.